50 años de pasión

0
255

Columna En la boca del tunel

Por Fernando Jiménez

Hace unos 12 años más o menos fui a su casa a entrevistarlo. Vivía en el residencial San Isidro. Era don Víctor Nagaro Bianchi, el padre de la Copa Perú. Ya frisaba los 90 años y su pelo cano y arrugas en su frente denotaban su edad. ¿Así que usted quiere saber cómo se creó la Copa Perú?, me dijo al verme. Sí, don Víctor, sería un gusto que me cuente cómo se le ocurrió la idea de juntar a todo el país en un solo torneo, le dije. Me cayó bien. Lo percibí como un buen tipo. Hace mucho que no me entrevistan, será porque ya se olvidaron de mí, me dijo apenado. Cuando uno deja la dirigencia, se aleja del ruido de los periodistas, a veces lo lamento, pero también me alegra. Ustedes son una raza distinta, jodidos a veces y queribles por momentos. Sonrío.

Mire, yo tenía un asesor que me ayudaba en el Comité Nacional del Deporte (hoy IPD) y su nombre era Bernardo Batiesky. Era cineasta, pero también le gustaban los deportes. Un día le dije: Oye Bernardo hay un torneo en el que juegan los departamentos, porque no te creas algo similar para juntarlos a todos y que la gran final sea en Lima. Por esos años empezaba la inmigración del interior hacia Lima. A los 3 días me trajo el proyecto diseñado. Lo leí en mi cama y me pareció interesante…”

Agrega luego emocionado: “A la mañana siguiente, se apareció por mi oficina y le dije que su proyecto me había gustado. Oye Bernardo, pero hay un problema, hay que ponerle un nombre a éste torneo. Búscalo a Rodolfo Espinar. El es periodista. Y ellos son capos para poner titulares.

Rodolfo era el Jefe de Prensa de CND. Bernardo lo buscó y al siguiente día. Espinar vino a mi oficina y me dijo: Don Víctor ya le encontré un nombre al torneo: Se llamará Copa Perú ¿qué le parece?. Fantástico. Ese nombre queda, así Bernardo se oponga (sonríe). Llámalo y vamos a almorzar para festejar su buen proyecto y tu buen titular”. Don Víctor Nagaro Bianchi, falleció hace siete años. Se fue al cielo en el 2010. Lamenté mucho su muerte. Fue un gran dirigente. Los periodistas de antaño lo conceptúan como uno de los mejores. Está considerado como El padre de la Copa Perú.

El primer campeón fue Alfonso Ugarte de Chiclin en 1967. Ese equipo que trajo a Jorge Quipuzco, “Chicamero” Quispe, Lolito Paredes, “Meleque” Suárez como sus estrellas. O el Carlos Manucci de Trujillo que fue campeón (1967-1968) con Alfredo Larios. El Torino de Talara (69), que tenía como DT al “Cabezón” Cubilla. Melgar de Arequipa con el doctor Armando Palacios, Ponce Arroé, Emilio Barra. Son 50 años de pasión. Y yo siempre digo, el que entra a la Copa Perú ya no sale. No saben lo que se pierden los que la ignoran.