Cristal tiene mucha historia

0
126
Columna del Lobo
Por Juan Carlos Esteves

Ayer Sporting Cristal cumplió 62 años y este aniversario no tuvo tanta sonoridad como en años anteriores. El hecho de haber cumplido una irregular campaña en la actual temporada y haberse deslizado la posibilidad que el club se venda en cualquier momento, ensombrecieron cualquier intento por realizar un festejo.

Lo bueno que hinchas, jugadores y exfutbolistas a través de las redes sociales se hicieron presentes con sus determinados saludos. Para ellos no hubo desgano. Su identificación con uno de los equipos más importantes del país los motivó para hacerse sentir.

Porque  Cristal en 62 años no ha pasado desapercibido. Un sub campeonato en la Copa Libertadores de 1997 es su logro más resaltante. Pero además de los muchos títulos conseguidos a nivel nacional, formó talentosos futbolistas  en sus divisiones menores, como Julio César Uribe que brilló en la Blanquirroja en los ochenta.

Fueron el ingeniero Ricardo Bentín Mujica y su esposa Esther Grande de Bentín, propietarios de la cervecería peruana Backus & Johnston, quienes le dieron vida a la institución en 1955. Eran otros tiempos para el club, por eso en su primera participación en Primera logró el título y fueron llamados: “el club que nació campeón”.

Han pasado sesenta años y la realidad es otra. El club ahora está en manos una transnacional cervecera y el interés porque el equipo  marque la diferencia  ya no es la misma. Este año, los “Celestes” se ubicaron en el octavo puesto en la tabla general  y a nivel internacional ya no trascienden como en 1997.

Precisamente ese año a nivel internacional fueron protagonistas y acapararon toda la atención con su buen fútbol. Julinho, Solano, el “Coyote” Rivera, Jorge Soto y todo el plantel celeste sorprendieron con los grandes  triunfos ante Vélez y Racing.

Ante Racing en el Estadio Nacional, cuando Julio Rivera era el “Coyote” y no era conocido como ahora por ser el hermano de Paolo Guerrero, convirtió el gol más gritado de esa campaña.  Esa vez los rimenses regalaron mucha carga emotiva a nuestro país.

Eran otros tiempos, otras metas, otro presupuesto. Muchos cambios en una institución que cobijó en su sede a grandes figuras de nuestro fútbol como “Toto” Terry,  Alberto Gallardo, Juan Carlos Oblitas, Héctor Chumpitaz,  Percy Rojas, “Cachito” Ramírez, Nolberto Solano, entre los principales.

Por eso, me resisto a creer que la “Celeste” se  empiece a desmoronar como aseguran muchos.  Tiene historia y triunfos, pero sobre todo un batallón de hinchas que estarán atentos y realizando vigilia para que su club no pase a peor vida.