Esta Copa no es nuestra

0
121

Columna del Lobo

Por Juan Carlos Esteves

Temor, incertidumbre y dudas, es lo que siempre provoca un sorteo de la Copa Libertadores, para nuestros equipos peruanos que por lo general definen su clasificación ante el rival o los rivales más capacitados para este tipo de torneos.
Si en el  grupo de los peruanos  está un equipo argentino, brasileño, uruguayo o colombiano, ya es un pasaje directo a la muerte súbita. Es que estos cuadros están ubicados en muchos más escalones arriba que los nuestros.

Precisamente esa fue la sensación cuando la semana pasada, nos enteramos que Alianza Lima, estaba ubicado en el mismo grupo de Boca Juniors, Palmeiras y otro rival por definir. Y si estos equipos dan miedo por el nombre mismo, mucho más temor causa, que el club blanquiazul no trabaja para armar un plantel con el objetivo de sorprender en la Libertadores.

Así estamos, como también está la “U”  que define su clasificación ante un cuadro como el Oriente Petrolero, que tiene menos pergaminos en esta competencia, pero a diferencia de los cremas no tiene tantas incertidumbres presupuestales  en su institución.

El 2018 se cumplen 58 años de vida de la Libertadores y el balance para los nuestros es demasiado desalentador.  Al igual que Bolivia y Venezuela nunca la ganamos. Lo más cercano que llegamos fue con los sub campeonatos de 1972 con Universitario y 1997 con Sporting Cristal. Luego las estadísticas que son frías y desmoralizadoras nos dicen que casi siempre dimos pena y muchas veces resultados vergonzosos nos llevaron a desinflar nuestro ego.

Como no recordar ese estribillo popularizado por el Independiente de Avellaneda en los años setenta que decía: “La Copa, la Copa, se mira y no se toca”.  En donde una buena dosis de esa burla alcanzaba a nuestros equipos que cada año renovaban ilusiones bajo cimientos nada sólidos.

Así es, sobre todo ahora que nuestros clubes están bloqueados por deudas económicas muy significantes y los directivos solo se contentan con títulos locales que más parecen servir para que los hinchas direccionen la burla hacia el archienemigo.
Para no irnos muy atrás. Repasemos la participación de los peruanos en la Copa Libertadores de este 2017. Municipal fue eliminado por el Independiente del Valle de Ecuador. La “U” dio lástima  ante el Capiatá paraguayo que le metió 3-0 en el Monumental.

Lo del campeón Cristal fue penoso. Quedó último en su grupo conformado por el Santos brasileño, el The Strongest boliviano y el Santa Fe colombiano. No ganó ningún partido. Horroroso. Melgar tampoco se quedó atrás. Último en el grupo de River Plate, Emelec  e Independiente de Medellín.

¿Para eso clasifican a la Copa Libertadores?. No hay duda, la constante siempre es una participación indecorosa.