Tiro de gracia

0
217

Columna En la boca del tunel

Por Fernando Jiménez

El comunicado de la FPF a la ADFP fue letal. Le dio un tiro de gracia. No reconoce a su actual Junta Directiva y le quitó los poderes para que presenten sus bases y les dijo bien clarito que ellos organizarán el Campeonato 2018. Se amparan en los Artículos 67 y 68 del Estatuto FIFA en el cual se establece que “las federaciones serán propietarias originales de todos los derechos de competiciones y otros actos que emanen de sus respectivas jurisdicciones”. Y de yapita les dicen que han transgredido el Artículo 39 en la elección de su nueva directiva que preside el doctor Hugo Duthurburu.

La ADFP no estaba haciendo buena letra en los últimos años. Mala organización de los torneos. Cada año se cambiaban las bases. Quite y entrega de puntos sin transparencia. Resoluciones de sus Comisiones de Justicia dudosas. Y otras yerbas más. ¿Por qué la FPF toma esta decisión dejando sin piso a quienes ellos mismos en antaño le entregaron los derechos del manejo de los campeonatos?. Una de las principales razones es para que ellos mismos calendaricen el torneo y favorecer en las fechas de amistosos a la Selección que se prepara para Rusia 2018.

La Asociación Deportiva de Fútbol Profesional tuvo su mayor fortaleza cuando la presidía Augusto Moral. Tenía más peso que la misma FPF. Los clubes eran fuertes y eran los proveedores de jugadores a la Selección. La caída de la ADFP no es de ahora. Hubo peleas internas en antaño, por ejemplo, cuando se determinó que el torneo sea Regional y participaron 42 equipos. Se les acusó a esa directiva vigente de la Tragedia de Alianza. Se dijo, por qué un equipo limeño tenía que viajar a Pucallpa a jugar un partido por el torneo local.

Era tan fuerte la ADFP que a fines del 89 se reunieron los “Doce Apóstoles” y formaron su Asociación de Lima Metropolitana con los 12 equipos limeños. Hasta la FPF eliminó por 5 años la Copa Perú. La Segunda era un torneo limeño, sin provincianos. Carlos Santander, quien era por esos años era presidente de la ADFP, fue vacado por los delegados y se eligió una nueva directiva. Postularon el Dr. Jorge García y Ricardo Miranda Tarrillo “Rimita”. García fue elegido presidente al ganar en las votaciones por 23 a 16.

Siempre me pregunté por qué el Dr. Jorge García no figura en el cuadro de presidentes de la ADFP. Hubo peleas, marchas y contra marchas. Reclamos a Nicolás Delfino. José Marcelo Allemant fue elegido presidente de la nueva ADFP y los delegados reclamaban que estaba coludido con Delfino. Ahora, solo sé que los delegados de la ADFP se declararon en reunión permanente para hacerle frente a la FPF. Estoy a la espera de esas reacciones para seguir opinando de un tema muy, pero muy controversial.