“Hace muchos años que no veo fútbol”

0
1570
ENRIQUE CASARETTO
ENRIQUE CASARETTO

Enrique Casatetto en un 30×30

Ex crack de la ‘U’ se confiesa a TODO SPORT

Escribe: JUAN CARLOS ESTEVES

1.- ¿Qué recuerdos de la ‘U’ de los años sesenta?
Los mejores, jugué por la “U” desde 1965 a 1970. Tuve como compañeros a Chale, Calatayud, el “Ronco” Rodríguez, Angel Uribe, “Pelé” Guzmán, Lucho Cruzado, Nicolás Fuentes, José Fernández, Eleazar Soria, Chumpitaz, éramos un equipazo. Tuve la suerte de salir campeón los años 1966, 1967 y 1969.

2.- ¿Quién era el técnico?
Marcos Calderón, el mejor técnico que tuve. No lo cambio por nadie. Era un gran motivador, más que de planteamientos sabía motivar al plantel. Te daba una mentada de madre que te levantaba el ánimo, para mí eso merece muchos elogios.

3.- ¿Cuéntame una de tus palomilladas?
Nos concentraron un 31 de diciembre, porque teníamos un partido a los dos días. Marcos se quedó durmiendo en su cuarto con la puerta abierta en el “Lolo”. Yo tenía una sarta de cohetes y Roberto (Chale) me dio un encendedor y me dijo, ¿lo quemamos todo o no?, entonces tiré la sarta debajo de la cama de Marcos. Todos corrimos al pabellón y nos encerramos. De pronto llegó renegando y abrió la puerta bien fuerte.

4.- ¿Qué les dijo?
“¿Quién ha sido ese CSM que metió los cohetones?”. Le salía humo hasta de las orejas. “Seguro es ese loco CSM” decía. Yo me paré y le dije: “Oye Marcos, acaso yo soy el único que está acá”. Me miró y respondió: “Así que tú eres vivo, en la cancha te quiero ver ahora”. No pasó ni un segundo y todos se levantaron y empezaron a gritar riéndose: “Ha sido Casaretto, ha sido Casaretto”. Al final tuve que pagar una multa.

5.- ¿Pero todos eran buenos compañeros me imagino?
Sí claro, éramos como una familia. Yo aceptaba una llamada de atención de Chumpitaz, y luego le agradecía porque me estaba corrigiendo un defecto. En cambio ahora los jugadores no aceptan que nadie les diga nada.

6.- ¿Por qué no fuiste considerado para el mundial México 70?
Jugué varios amistosos, pero me lesioné del aductor… Pero igual fui al mundial, pero como invitado…

7.- ¿Te dolió no haber jugado el mundial?
Claro, hubiera podido jugar mi primer mundial… Pero bueno luego fui campeón Sudamericano en 1975. Tengo un título de mucho valor.

8.- ¿Qué siente un jugador no estar en un mundial?
Es triste. Pero también es importante participar en una Copa América como lo fui yo, encima haciendo goles y campeonar.

9.- Tú no iniciaste ese torneo, pero luego Marcos Calderón te llamó y le hiciste goles a Brasil.
Un año antes hice muchos goles con Chalaco y en ese 75 jugaba en Cristal y empecé a meter varios goles. Entonces luego de la primera fase de la Copa que se eliminó a Chile y Bolivia, Marcos hizo un nuevo llamado y sorprendió con Pedrito Ruiz, Gómez Laynes y mi persona. Ya tenía 30 años, pero igual la hacía.

10.- ¿Te sorprendiste?
Creo que estaba haciendo méritos. Además, luego de la convocatoria la selección hizo un amistoso ante Unión de Santa Fe en Matute y le hice dos goles de cabeza al “Loco” Hugo Gatti. Luego llegó Lanús y le hice cuatro goles. Con esos tantos, salió en los periódicos: “solucionado el problema de gol con Casaretto”.

11.- Me imagino que Marcos Calderón estaba muy contento contigo.
Me tenía mucha fe. Pero cada vez que perdía una pelota ante Brasil, recibía una mentada de madre del “Chueco”. Y yo le gritaba: “Déjame jugar, ya te hice un gol, ya no grites carajo…”. Empezó el segundo tiempo, me resbalé e igual me dijo de todo. Pero recuerdo al final en el camarín, todos lloramos, cantando el himno nacional. El triunfo ante Brasil en la Copa América del 75 fue grandioso. Fue un triunfo inolvidable.

12.- En el segundo gol a Brasil, hiciste un saltito en la celebración que fue muy comentado…
Sí, le hice el segundo gol a Brasil casi al final, y me puse a correr, no sabía si mentarle la madre a Marcos, abrazar a mis compañeros, al final hice un saltito que pareció una mariconada (risas)…

13.- ¿Hiciste plata con el fútbol?
Tengo unos terrenos en Chiclayo, lo compré a dieciocho mil dólares en 1971 con la plata que me dieron cuando estaba en Defensor Lima. Ahora están valorizados en cerca de cuatro millones de dólares. En marzo debo venderlo. Eran terrenos agrícolas, pero ya lo cambié al rubro urbano para venderlo. Si es rural yo lo vendo por hectáreas, pero si es urbano lo vendo por metro cuadrado y gano más. Son 65 mil metros cuadrados a 50 dólares el metro, son como tres millones 250 mil dólares.

14.- ¿Y qué vas a hacer con esa plata?
Me voy a poner a jugar carnavales (risas), no en verdad es para mi familia.

15.- Pero ahorita no tienes plata
No, estaba de comisario en los partidos de fútbol pero no me programaban, además se me quemó mi casa en Chiclayo el 2010, el año 94 perdí un millón de dólares con las cebollas que tenía que exportar. La pasé muy mal… pero esas cosas te enseñan, felizmente tengo un bien que me va a servir de mucho. Me compraré un par de departamentos, porque ahorita estoy en uno alquilado.

16.- ¿No tienes un departamento propio?
No, tenía una casa en Chiclayo, se quemó y la vendí, pero tampoco me dieron mucho, porque allá las casas son de adobe.

17.- ¿Te sientes mal por esto?
No, porque además yo di mucho por mi país, me dieron los Laureles Deportivos, pero prácticamente estamos olvidados. A los campeones sudamericanos del 75 nos prometieron una pensión y nada. En el gobierno de Humala del Legislativo pasó al Ejecutivo y nada. Ahora Humala está preso y nosotros jodidos.

18.- ¿Y de qué vives ahora?
Hago mis cachuelos, doy play de honor en eventos, mi señora trabaja y por ahí me recurseo.

19.- ¿Cuántos hijos tienes?
– Nueve, de diferentes canales. De mi primera mujer tres, de la segunda dos, en la tercera una, en la cuarta una y en la quinta dos. Estas últimas de 27 y 24 años es con mi actual esposa.

20.- ¿Y a tus primeros hijos, los ves?
Están en el extranjero, me llaman para mi cumpleaños, la navidad, pero solo para preguntarme si ya vendí los terrenos. La verdad se los voy a dejar a mis hijas menores y a mi mujer que vive treinta años conmigo y me ha acompañado en las buenas y en las malas.

21.¿Sientes que tus hijos son ingratos contigo?
– Ingratos no, recontra ingratos… Debe ser por la mamá que era muy celosa. Yo a ellos los eduqué en los mejores colegios, universidades, pero ella les decía que era muy mujeriego. Me duele que no se acuerden de mí…

22.- ¿Tampoco te mandan tu propina?
Nada, pero qué voy a ser, todo se lo dejo a Dios, el de arriba mira todo, lo bueno y lo malo. Me siento olvidado por ellos y por el gobierno…

23.- Tú siempre has tenido la fama de mujeriego…
– Pero tranquilo, me iba a bailar, mis traguitos, me veía con “chancay” y luego cada uno a su casa. Jamás me metía amanecidas…

24.- Uno de tus romances más comentados fue con Gisela Valcárcel…
– Sí, yo la estimo mucho, me da gusto que le vaya bien, que esté en el lugar que esté y la felicito.

25.- ¿Ya no tienes contacto con ella?
– No, hace dos años que no la veo, la última vez nos vimos en el canal 4, conversamos, le invité un cebichito y nada más.

26.- ¿Y ahora que estás mal económicamente, no has sentido la necesidad de “picarla”?
– No, yo soy incapaz… Por más que yo la he apoyado, si hago eso, va a pensar que le estoy pidiendo lo que le di, y eso no va conmigo. Como hombre que soy, no lo haría.

27.- ¿Te sientes orgulloso de haber estado con ella?
– Sí mucho, ella es una mujer muy trabajadora, muy emprendedora.

28.- ¿Cómo ves a la “U” actualmente?
– Los únicos partidos de fútbol que veo son los de la Peña de los Jueves, por mi gran amigo el “Chupo” Arriola. La otra vez me llamaron para comentar el partido, pero les dije que me den la alineación, porque yo no sé quiénes jugaban (risas)

29.- ¿Y en el partido que le ganamos a Nueva Zelanda y clasificamos al mundial dónde estabas?.
Estaba durmiendo y cuando escuché bulla por los goles que gritaban pensé que era terremoto.

30.- Tú me has dicho que el mejor técnico que has tenido es Marcos Calderón, ahora lánzame al mejor futbolista peruano.
– Sotil, era gran jugador, valiente, entrador, él estaba donde las papas quemaban. Además era humano, en la final ante Colombia en la Copa América de 1975, llegó a Venezuela y nos regaló relojes para todos. Era otro lote.