La Crisis del Real Madrid

0
758
Real Madrid
Real Madrid

Azi Wolfenson

Escribe: Azi Wolfenson

Me ocupo del Real Madrid por haber sido nombrado por la prensa y los organismos más calificados de fútbol como el mejor equipo del mundo de 2017 y porque en nuestro país existe una enorme afición que sigue los partidos de las diferentes ligas Europeas y con gran interés la de España. Qué ocurre con el Real Madrid actual que no da pie en bola en los partidos de su Liga y al que el Barza le ha sacado 19 puntos de ventaja en menos de la mitad del torneo local y acaba de golear en el propio estadio Santiago Bernabeu por 3 a 0. Frente al Celta el Real Madrid parece que abandonó la lucha por el título de la Liga.

Lo que se ha notado es el desgano de muchos de sus jugadores y que ya no rinden cómo acostumbraban. Ese equipo que hace apenas 6 meses era lo  mejor de la vidriera con un llamado equipo B compuesto de una verdadera selección de futuro con jóvenes promesas entre los 18 y 21 años, se ha venido abajo. Efectivamente. Observando sus últimos partidos se nota que algo está pasando entre esos jóvenes valores del futuro Real Madrid. La explicación es bastante sencilla, pero la solución es complicada. Todo pasa por las decisiones de Zinedine Zidane.

Hace un año alabábamos su política de rotaciones. Era el equipo en el que los jugadores “suplentes” habían tenido más minutos. Reconocíamos su habilidad de haber convencido a una plantilla de grandes figuras, que no podían jugar todos los partidos porque el calendario era demasiado exigente. Por primera vez había logrado que un Cristiano Ronaldo aceptara de buena gana no jugar algunos partidos reservándose para las finales de los torneos y sacrificando su deseo de ser el goleador de todas las competencias.

Eso ya no funciona porque Zidane ha decidido un equipo titular en el cual los 11 tienen asegurado el puesto jueguen bien ó mal. Entonces observamos que jugadores como Marcelo, Benzema, Varane, etc., no están rindiendo como solían. Y jugadores cómo Asensio e Isco aunque jueguen mejor que los titulares no los van a reemplazar. Tomemos el caso de estos 2 jugadores. Cuando juegan por la selección de España lo hacen mejor que cuando juegan por el Real Madrid. Motivo: eso les asegura ser titulares. En el Real Madrid no es así.

Después de las sensacionales actuaciones de Asensio por ejemplo con goles espectaculares en todos los partidos en que se definía un título y de haber sido alabado por el propio Zidane que señaló que era el jugador de la mejor surda en el mundo después de Messi no lo puso ni siquiera unos minutos en ningún partido del Mundial de Clubes cuando con un solo gol suyo establecía el record de haber sido el único goleador en todas las competencia en que se definía un título internacional. Por lo tanto el joven Ascencio se ha convencido que por muy bien que juegue no va a ser titular ni siquiera si uno de los titulares se lesiona. Por eso se le ve deambular por la cancha sin entusiasmo y parece que sólo para cumplir. Incluso anoche frente al Celta entró los 7 minutos finales como 3er cambio.

Caso parecido ocurre con Isco, que lo único que explota es su dribling; que no dispara ni una sola vez al arco, que quiere entrar al arco con la pelota en los pies y precisamente no aprovecha su tiro de media distancia, lo que si hace en la selección de España. Sólo es el 1er suplente y arranca en los partidos en que algún medio campista ó delantero está lesionado. Los titulares sienten seguro su puesto a pesar de que por ejemplo los defensas Varane y Marcelo están jugando mal y llevan gran culpa del record de goles que está recibiendo esta temporada el Real Madrid. El devolver el entusiasmo a estos jóvenes y sobre todo hacer que jueguen los que están en mejor forma es una tarea difícil que sólo Zidane puede resolver. No es tarea tan fácil dado el ego de algunos jugadores de su plantilla. Al mismo tiempo debe lograr que los actuales “titulares” no se sientan dueños del puesto. Identificado el problema y la solución, hay que aplicarla con inteligencia y mucha muñeca. Pero para eso está el Míster. Suerte Zinedine Zidane.