“Espero una llamada de la Federación”

0
2376
Juan José Oré
Juan José Oré

30×30 con Juan José Oré

Escribe: Juan Carlos Esteves

Cuando era futbolista Juan José Oré se hizo conocido a punta de goles. Pero lo llamaban ‘Jota Jota’ y fue goleador con Universitario, pero también en el fútbol de Grecia y Chile. Como técnico, se hizo un nombre tras clasificar el 2007 al mundial sub 17 con la selección llamada los ‘Jotitas’. Hoy no sabe si continuará trabajando en la Federación Peruana de Fútbol, pero está seguro que desde donde se encuentre, seguirá formando grandes jugadores.

1. ¿Cómo te va “Jota”, qué estás haciendo por estos días?
– Estoy descansando, porque todo el año 2017 fue duro. Estuvimos trabajando hasta el 23 de diciembre con la Copa Federación, el Torneo Centenario. Y bueno ahora también trabajando con mi Escuela en el Polideportivo de San Borja, llamada “Los Jotitas” que tiene un buen número de niños.

2. ¿Y tu trabajo en la Federación de Fútbol?
– Estoy esperando porque mi contrato terminó a fines de diciembre. Me llamaron de recursos humanos de la Federación, me dijeron que el 15 de enero se normalizaba todo pero nada.

3. ¿Hablaste con Daniel Ahmed (Jefe de la Unidad Técnica de Menores?
– Me preguntó sobre el tema, él está de viaje, pensó que todo estaba arreglado, pero nada. No sé si es por un tema económico, pero yo llevo trabajando en la Federación diecisiete años. En La Videna paro más tiempo que en mi casa, ya estoy acostumbrado a estar en el local de la FPF.

4. ¿Tus contratos lo haces cada qué tiempo?.
– Cada tres años, es la primera vez que lo haría con esta directiva de la Federación Peruana de Fútbol. No sé hasta cuándo hay que esperar, antes no tenía tantos problemas como ahora.

5. ¿Me imagino que estás incómodo?
– Creo que es una falta de respeto lo que está pasando. Siento que no están valorando mis más de diecisiete años de trabajo en la Federación. Tengo mucha experiencia en menores, con grandes resultados, pero bueno no sé qué pasa.
6. ¿Y si te dicen hasta acá nomás?
– Seguiré en lo mío, con mi escuela, pero creo que me deberían hablar con más claridad, yo no soy un principiante.

7. ¿Pero cómo te fue el 2017?
– Bueno en el Sudamericano sub 17 en Chile, en febrero del año pasado, nuestra participación no fue buena. No ganamos ningún partido. No estuve conforme con la campaña, fue la peor en mi carrera, porque quedamos últimos.

LOS ‘JOTITAS’

8. ¿Nada como los “Jotitas” que llegaron al mundial el 2007?
– Hicimos un buen trabajo con el profesor Salcedo (preparador físico). Conformamos un buen grupo de jugadores y clasificamos al mundial de Corea. En este torneo llegamos hasta los cuartos de final, pero nos tocó Ghana que tenía unos jugadores que parecían unos tíos, abusivazos.

n Con los ‘Jotitas’ clasificó al mundial de Corea el 2007, Manco era la figura.
Con los ‘Jotitas’ clasificó al mundial de Corea el 2007, Manco era la figura.

9. ¿Por qué crees que Manco, el mejor de esa generación no triunfó en el fútbol?
–  Todos nos preguntamos qué pasó. Fue el mejor de ese Sudamericano sub 17 del 2007, la rompió, por eso el PSV de Holanda se fijó en él, pero creo que tantos problemas que tuvo le pasó la factura. Ojalá que se recupere, yo le tengo mucha estima, pero hay cosas que uno no sabe. Ahorita debió estar triunfando en Europa.

10. Por su edad debió estar en esta selección de Gareca.
– Sí claro, le correspondía, porque condiciones siempre las tuvo,  pero bueno se quedó. Hay otros chicos de su edad o menores que demostraron que están bien y se van al mundial de Rusia.

11. ¿La última vez que lo viste, cuándo fue?
– Fue en La Videna, creo que la última vez que lo convocaron a la selección en la era de Markarián, nos saludamos bien, le desee suerte, pero nada más.

12. Con el resto de los “Jotitas” fue igual, se estancaron, ¿Qué crees que pasó?
– Sucedieron muchas cosas. Tenían diecisiete años y debutaron en la Profesional, nunca había sucedido esto, pero después  no los tomaron en cuenta. Muchos no fueron perseverantes , no pusieron mucho de su parte. Otros como el “Cholito” Avila que llegó a la “U” y cuando se dio cuenta que no podía jugar se fue a Huancayo. Ahí la hizo, por eso luego lo fichó Cristal y ahora está jugando en el fútbol mexicano.

13. ¿Además de Manco, en qué otro jugador confiabas para que triunfe en el fútbol?
– La Torre estaba llamado a ser el sucesor de Paolo Guerrero. Buen físico, cuerpo, técnica, gol.  Creo que ahora está jugando en Copa Perú. Hay otros que están en segunda división y otros retirados. Faltó ambición en muchos.

14. ¿Y te duele esta realidad de los “Jotitas”?
– Sí claro, esta generación tuvo que haber seguido, pero faltó ambición.  Me duele que muchos de estos chicos no hayan triunfado en el fútbol, pero hay cosas que escapan de uno. La vida es así, las oportunidades hay que aprovecharlas porque si no quedan en nada.

15. El único “Jotita” que llegó a esta selección de Gareca es Pedro Gallese. ¿Por qué él sí?
– Porque se lo propuso, siempre hizo un trabajo serio, es un buen profesional, humilde, ayuda mucho a su madre. Es muy tranquilo y ahora se ve sus frutos. Un ejemplo de cómo tiene que ser un jugador.

16. Pero contigo, en el grupo de los “Jotitas” no jugó ni en el Sudamericano y menos en el mundial sub 17.
– Es que el fútbol es de momentos y en ese momento el mejor era Eder Hermoza. Hizo una buena campaña, muy ágil, rápido, por eso le decían “Gato”. Ahora el momento es de Pedro (Gallese).

17. Hay mucha gente que puede pensar que la clasificación de los “Jotitas” al mundial sub 17 fue de pura suerte…
– No, porque hubo trabajo. Si hubiera sido así, en el mundial de Corea nos hubieran despedido en la primera fase, y recuerden que llegamos hasta los cuartos de final. No estuvimos de relleno. No se puede ser injusto con esta campaña. Fue la primera y única vez que una selección de menores clasificó a un mundial por mérito propio.

18. Uno de los mejores partidos de los “Jotitas” fue el triunfo ante Brasil en el debut del Sudamericano.
– Nosotros llegamos con quince días de anticipación a Ecuador, en cambio ellos solo dos días, nos menospreciaron.  Se encontraron con un Perú armado y con un Manco que estuvo sensacional. Le rompió la cintura a toda la defensa brasileña. Reymond, tenía velocidad, gambeta y hasta recuperaba la pelota cuando la perdía.  Fue su mejor momento, por eso fue declarado el mejor jugador del Sudamericano por delante del colombiano James Rodríguez.

19. Pasando a otro tema, ¿qué piensas del hecho que hay muchos técnicos argentinos trabajando en La Videna?
– La Asociación de Entrenadores de Perú está en desacuerdo con la presencia de muchos entrenadores extranjeros en nuestro país, porque hay técnicos que no dejan enseñanza.
Pero si están bien capacitados no hay problema. Acá en nuestro país no puede dirigir cualquiera. Pero nosotros también debemos estar bien capacitados. Debemos estar muy unidos, porque entre nosotros también nos matamos.

20. ¿Te ves en otro mundial?
– Ojalá vuelva a tener otra experiencia similar. Ahora se está trabajando mucho con jugadores de provincia, porque todo no puede ser solo Lima. Esa categoría 99 va a dar mucho que hablar en el futuro. Porque hay que fortalecer a todos los jugadores mentalmente.

ETAPA DE FUTBOLISTA

21. ¿Qué recuerdos de tu etapa de futbolista?
– Los mejores, debuté con la “U” en 1974 y campeoné ese mismo año. Luego en 1979 viajé a Grecia para jugar por el Panathinaikos, fui el primer peruano en jugar en el fútbol griego. Pero uno de mis mejores años fue en 1988 cuando fui goleador del fútbol chileno con el Deportes Iquique. También recuerdo el título con la “U” de 1982.

22. Tú debutaste en la “U”, cuando en la delantera crema había puros crack.
– Sí pues, estaban “Cachito” Ramírez, Percy Rojas y Juan Carlos Oblitas. Yo entraba en los segundos tiempos y hacía goles, por eso cuando el “Trucha” se fue al Independiente de Avellaneda, el puesto fue mío. Debuté ante el Tumán de Chiclayo e hice un tanto, por eso, el profe Juan Eduardo Hogberg me tenía mucha consideración. En mi primer año en la profesional, hice 17 goles.

23. Metías tantos goles, que recuerdo que te hicieron una producción fotográfica junto a “Lolo” Fernández y “Toto” Terry.
– Sí claro, no me acuerdo si fue para el diario “La Crónica” o la “Tercera”, pero me juntaron con dos grandes del fútbol peruano y la “U”. “Lolo” era una gran persona, él tenía su escuela en el estadio “Lolo” Fernández y los sábados cuando concentrábamos lo veíamos. Nos contaba sus anécdotas, muy respetuoso.

24. ¿“Lolo” te dio algún consejo?
– Me decía: “Sobrino sigue así, metiendo goles que vas a llegar muy lejos”. En verdad, “Lolo” era un tipazo, muy correcto. Por eso, es ídolo, no solo porque hacía goles en su etapa de futbolista, sino porque además era una gran persona.

25. ¿Y “Toto” también era un tipazo?
– Claro, pero más criollo. Recuerdo que cuando trabajaba en la Federación en el almuerzo contaba muchos chistes y todas sus anécdotas del fútbol. Por eso, esa foto que tengo con ellos, es uno de mis grandes recuerdos.

26. Bueno, llegaste lejos como te lo pidió “Lolo”, pero te faltó el mundial. ¿Qué pasó?
– Creo que mi gran oportunidad fue en 1978. Estaba en mi mejor momento, pero se me rompió los ligamentos, en vez de parar y operarme seguí jugando. Luego ya no pude seguir jugando y estuve cerca de tres meses de para. Luego para el mundial llamaron a Guillermo La Rosa.

27. ¿Y para España 82?
– No, era difícil porque para las eliminatorias de ese mundial estaba jugando en Grecia. Acá en Lima no llegaba mucha información. No había internet como ahora. Metía goles y en la revista “Ovación” de Pocho Rospigliosi, recién aparecía una foto, tres semanas después.

28. ¿Una pena para ti?
– Me hubiera gustado jugar un mundial, pero no se pudo. Seguro que no estaba para mí.

29. Pero el fútbol tiene revanchas y como técnico fuiste al mundial sub 17 con los “Jotitas”.
– Eso es verdad y nadie me lo quita, aunque parece que algunos ya no se acuerdan de este gran logro del fútbol peruano.

30. Pero hay muchos que sí.
– Es verdad, no me puedo quejar. Mira mi Escuela “Los Jotitas”, hay muchos niños, porque sus padres saben que acá le podemos dar buena formación. Ellos me dicen que no va a pasar mucho tiempo para que pueda clasificar a otro mundial, claro con otra generación de menores.