No pidan fantasia

0
291
hincha blanquiazul
hincha blanquiazul

Columna Neto comenta

Por Ernesto Cavagneri

Hace unos días un entusiasta, pero preocupado hincha blanquiazul me decía: “profe, con este equipo Alianza solo puede pensar en el torneo local, pero no en la Copa Libertadores. Boca y Palmeiras se van a pasear en nuestra casa”. La gente ya comienza a ponerse en modo fútbol pese al calor insoportable que invade Lima.

Hay algo que no le podemos pedir al técnico de Alianza, el uruguayo Pablo Bengoechea, y eso es que cambie de forma de ver el fútbol, morirá en la suya porque así lograron el título nacional y eso le da crédito para seguir en esa línea.

La gente ha perdido sensibilidad futbolística y prefiere reemplazarla por triunfos poco elaborados. Eso se ha visto en los últimos años en el fútbol nacional. Es el resultado el que importa, el fútbol dejó de ser un espectáculo para convertirse en un negocio rentable, donde los números superan a las gambetas.

Es probable que esta situación permita esa marcada distancia entre el fútbol de hoy versus el de ayer. Eso hace imposible las odiosas comparaciones. El que pondera la magia de ayer no la puede comparar con la de hoy. Algunos dicen que antes se jugaba lento y que ahora todo es prontitud.

Pero uno tiene que respetar las canas y aceptar cuando dicen que un crack de hoy probablemente no hubiese aguantado las patadas criminales con que pegaban a las estrellas de antes. Hoy con doble amarilla protegen al talentoso y el malero se va rapidito a los vestuarios. Siempre habrá polémica.

Antes hablar de Alianza era hablar de un fútbol pícaro, de fantasía, calidoso, hoy eso solo es verso. He visto con estupor como gente fanática blanquiazul aplaude cuando el zaguero manda el balón a la tribuna. Increíble, pero cierto. Los tiempos cambian y el fútbol no es ajeno a ese fenómeno, lo malo es que esta transformación va en detrimento del espectáculo, porque son pocos los que se atreven a ir contra la corriente.

Los dirigentes contratan técnicos extranjeros para empobrecer el fútbol como espectáculo, situación que nadie la entiende. Si traes a un foráneo es para que tu equipo juegue bien y no para hacer todo lo contrario. Estamos todos locos.

Alianza tiene suerte que Boca no esté en buen nivel y que Palmeiras siga contratando jugadores y no tenga un once afiatado. En el torneo local la puede hacer, pero a mí me interesa que no haga un papelón en la Copa Libertadores de América.