La ‘U’ puso la garra, San Martín el fútbol

0
547
Columna En la boca del tunel
Columna En la boca del tunel

Por Fernando Jiménez

Fui a ver a la ‘U’ y me quedé encantado con la San Martín. Jugó un primer tiempo impecable. Ordenado, compacto, sólido atrás, creativo en el medio y letal en ataque. A este equipo le faltan dos o tres de peso y será candidato al título. Me gustó ese chiquillo Jairo Concha, dúctil, desinhibido, claro en sus servicios e inteligente para jugar al fútbol. Esos son los valores que debemos alentar para que crezca y se alimente nuestro fútbol de buenos valores. Buen trabajo de su comando técnico. Los felicito.

La ‘U’ fue más garra que fútbol. Hizo un primer tiempo para el olvido. Sin elaboración, sin ideas, con rechazos de su zaga a cualquier lado. Improvisando un “9” (Quinteros) que sirve más por fuera que por dentro. La necesidad de Troglio lo obliga a enviarlo al sacrificio. No es culpa de él, es el esquema con el que se juega. Si la “U” no mejora al menos en la elaboración no le va a ser fácil a lo largo del torneo. No puede hacer un fútbol vertical porque no tiene hombres especializados en su ataque. Si de la zaga la pelota no sale clara, compromete a su medio y más a su ofensiva.

El marfileño Ake Loba entró como en su casa. Aprovechó un mal rechazo de Benincasa, Shuller quedó mal parado, le puso la puntita el africano y se metió con todo al área y al ver salir a Fernández se la tocó a la derecha y abrió el marcador para los santos. Bien Jairo Concha en el medio secundado por Guivin y el enorme Gary Correa con su zurda prodigiosa fue el conductor. Chávez en lo suyo y una zaga sólida con Portales y Luján, así como sus laterales Salas y Zurek, quienes no la rifan y salen claramente desde sus bandas.

El golazo del “Loco” Vargas despertó a los cremas. Troglio se la jugó en el segundo tiempo por los juveniles Cerdán y “Canchita” De la Cruz y mejoró en algo el equipo. Pero además tuvo más actitud. La garra que caracteriza a los merengues afloró para tapar su ideal funcionamiento que hasta ahora no lo logra. Ya eso es trabajo de su entrenador, que no se excuse que tiene juveniles. Que mire a su rival, que también con jóvenes hace una buena campaña hasta el momento. Tiene que poner mayor énfasis en que su equipo al menos funcione ya que se viene el clásico y ese partido no lo puede perder por decreto y por ordenanza de su fiel hinchada.

Fue un partido de seis puntos. Quedé encantado con la figura de Jairo Concha a quien hay que seguir mirándolo. Muy buen partido hizo el volante de la San Martín. Al final las manos de Raúl Fernández salvaron a la “U”. La vida da revanchas y esta vez fue el héroe en un partido que lo pudo haber perdido.