Más que un club … un sentimiento

0
416
Columna En la boca del tunel
Columna En la boca del tunel

Por Fernando Jiménez

Boca Juniors no es un club cualquiera. Hasta me atrevería a decir que es un sentimiento. Es la institución más importante y carismática de nuestro continente. Lo pude comprobar cuando viví 15 años en Argentina. Nuestro mayor estandarte es Julio Meléndez Calderón. Allá solo usan un apellido, el paterno. Los de linaje si usan los dos. Por eso los de Boca para darle linaje, abolengo y estirpe a Meléndez, lo llamaban así con los dos apellidos. Y le agregaba Negro el 2, como anuncian al ganador en los casinos.

Julio Meléndez era un defensor tan fino que cautivó a los argentinos. Quitaba la pelota con una limpieza espectacular. Su mayor atributo era la intuición y adelantarse a la jugada. Antes que le llegue la pelota al delantero ponía la pierna y quitaba. Era un lunar en ese equipo de Boca, de fines de los 60, que su mayor atributo era la garra y fiereza para jugar sus partidos. Por eso una vez, en una entrevista que le hizo Oswaldo Ardizzone, en El Gráfico, puso de titular “Discúlpeme, le voy a quitar la pelota”. Titular extraordinario del viejo periodista ya fallecido. En esas siete palabras, resumía y graficaba lo que era Julio.

Está en el ránking del equipo boquense de todos los tiempos. Los hinchas de Boca de antaño lo adoran. La cantidad de pizzas que habré comido gratis en mis años juveniles cuando iba a Caminito. Los veteranos italianos me invitaban cuando les decía que era peruano. Uno de ellos me contó un día: “Jugábamos con San Lorenzo y su goleador era el Lobo Fisher. Les hacía goles a todos. Suñé, Rogel y Marzolini hicieron la trampa del offside y Julio quedó enganchado. El Lobo lo enfrentó, todos nos dimos vuelta en la tribuna porque era gol inminente. Pero Julio le hizo un amague y le quitó la pelota limpiamente. Nos queríamos morir de emoción. Nos bajamos de las escaleras hasta el alambrado para gritar como si hubiese sido un gol. Ahí nació: Y ya lo ve es el peruano y su ballet”.

Por Boca Juniors han jugado ocho peruanos. El primero fue Carlos Gómez Sánchez, “El Tábano”, después Miguelito Loayza, el “Conejo” Benitez, Julio Meléndez Calderón, Lucho “Príncipe” La Fuente, Héctor “El Atómico” Bailetti, Nolberto Solano y el “Chino” Pereda. Todos ellos tuvieron el honor de vestir las sedas del popular equipo boquense. Solano se dio el gusto de jugar al lado de Diego Maradona, quien inclusive lo bautizó como “El Maestrito” y el Chino Pereda, aunque no era titular fue Campeón Intercontinental con Boca.

Mañana Alianza enfrenta a Boca a las 7 y 30 de la noche en el Estadio Nacional. Será un lleno de bandera. Esa camiseta mítica deslumbra. Lo dirige Guillermo Barros Schelotto. Ambos equipos chocan por la Copa Libertadores de América. Es un partido especial. El futbolista peruano es motivacional y estoy seguro que los once saldrán a la cancha a ganar. Se disfruta el doble ganándole a un equipo como el legendario Boca Juniors. Miles y miles de peruanos estarán también frente al televisor viendo las incidencias del cotejo. Y si usted no le ve es porque no le gusta el fútbol, el mejor deporte del mundo.