Las Conferencias de Prensa

0
6371
Columna En la boca del tunel
Columna En la boca del tunel

        

 Hace algunos años, 2011 para ser más exactos, en la Copa América que se jugó en Argentina estuve en la Conferencia de Prensa que dio Sergio Markarian después de uno de los partidos que jugó nuestra selección. Ernesto Cherquis Bialo, prestigioso periodista de El Gráfico, era por ese entonces Jefe de Prensa de la AFA y por ende del Comité Organizador. Cedió el micrófono a un veterano periodista uruguayo, quien al preguntar a Markarián se deshizo en unos elogios que no tenían nada que ver con la conferencia. “Lo felicito y más aún que usted proviene de la tierra de Obdulio Varela y pertenece a la afamada garra uruguaya y usted debe recordar que en antaño y bla, bla, bla…”. Algo desesperante. En ese momento pensé: “En todos lados se cuecen habas”.

 

En otra oportunidad, tras el gol de Johan Fano con una corrida espectacular de Juan Manuel Vargas, en el Monumental. Pidió micrófono un personaje al que le dicen El Angelito de RBC. Lo primero que hizo fue pedir un fuerte aplauso para Chemo Del Solar, por el brillante empate ante Argentina. Y algunos colegas aplaudieron a solicitud de ese joven que estaba en su silla de ruedas. ¿Qué son las conferencias de Prensa?, me pregunté en ese momento. No era mejor que esperara el final para darle un abrazo y un beso si quería al DT de la selección nacional. Sucede que hay muchos advenedizos que se meten a esta profesión para figurar, sin ningún criterio ni capacitación para ejercer el periodismo.

 

En 1999 tras la derrota que sufrimos en la Copa América en Paraguay en una noche de neblina y con mucho frío. Le dieron micrófono a un émulo de ese tal Korol, argentino que tenía su programa cómico en Argentina. El supuestamente “periodista” paraguayo pidió el micrófono y le dijo a Juan Carlos Oblitas, quien dirigía la selección en aquel año. ¿No le parece a usted que Perú perdió porque hacía mucho frío?. Pretendió hacer reír a sus televidentes. Pero Juan Carlos percibió la burla e inmediatamente le respondió fuertemente: “No voy a responder a un irrespetuoso como usted y se terminó la conferencia de Prensa”. Bien Juan Carlos. Tuvo la actitud correcta en esa ocasión. Eso pasa por meter a gente del Espectáculo y mezclarlo con el fútbol.

 

En un Mundial de Alemania 2006, Juan Sebastián Verón, quien jugaba por esos años en el Inter de Milan, estaba peleado con la prensa argentina, pero fue elegido para ir a la conferencia tras un partido de su selección. Cuando los colegas argentinos le hacían las preguntas respondía hablando en italiano. Fueron una, dos y tres preguntas de los colegas y a la cuarta no aguantaron más y dándole la espalda se retiraron del recinto. Lo apagaron por chistoso. Lo bueno de todo es que hubo solidaridad entre los colegas gauchos y no soportaron la burla del que llamaban “La Brujita”.

 

Marcelo Bielsa en el 2010 cuando dirigía la Selección Chilena tuvo que soportar los embates de la prensa trasandina. Y sus respuestas eran en monosílabos. En la primera dijo NO, en la segunda volvió a decir NO y en la tercera solo se limitaba a responder con otro NO. Cuando le pidieron seriedad y que se explaye en sus respuestas dijo: “Yo respondo preguntas, no comentarios. Si usted me dice que Chile jugó mal yo le responderé que NO porque eso es lo que me parece. Si usted pregunta yo le responderé. El comentario es suyo y corre por su cuenta. Acá he venido a responder, no a escuchar comentarios”. Así de tajante fue el obsesionado entrenador argentino. Y tenía razón. Las conferencias son para preguntar, no para opinar. Cualquier similitud que ocurre en nuestro país, solo es mera coincidencia. Mañana la seguimos con más anécdotas del fútbol y de este tema.