Ruidíaz entre los mejores

0
4684
Columna del Lobo
Columna del Lobo

 

En el fútbol mexicano han actuado una buena cantidad de futbolistas peruanos. Pero los consagrados fueron Gerónimo Barbadillo y Juan José Muñante, quienes por coincidencia eran punteros derechos y jugaron en la década del setenta.

“Patrulla” por su habilidad y técnica es considerado un jugador emblemático del club Tigres de la UANL. Era tan querido, admirado y respetado que por años la camiseta número “7” que defendía el delantero peruano no fue utilizada por la institución mexicana.  Recién cuando el cuadro azteca participó en la Copa Libertadores, se vio obligado a usar esa numeración por reglamentación de la Conmebol.

Por su parte, Juan José  Muñante destacó en el desaparecido Atlético Español y luego en los Pumas, donde jugó al lado del gran Hugo Sánchez. Mientras en nuestro país lo llamaban el “Jet”,  en México lo conocían como la “Cobra” por su gran velocidad en el campo de juego. Fue uno de los grandes peruanos que pasó por el difícil fútbol azteca.

Luego en los años noventa triunfó Juan Reynoso con la camiseta del Cruz Azul. Fue tan respetado que le dieron la cinta de capitán y es considerado como símbolo del club cementero.

Otros cracks  peruanos que dejaron buena impresión fueron Héctor Chumpitaz, Julio César Uribe, Oswaldo “Cachito” Ramírez, Eladio Reyes, Franco Navarro, Felix “Gato” Salinas. Sin embargo, no llegaron a ser símbolos de sus equipos como los nombrados anteriormente.

Pero hoy por hoy,  estamos frente a un peruano que en base a goles y mucha calidad técnica está triunfando en la tierra del “Chavo del ocho”.  Se trata de la “Pulga” Ruidíaz, quien a pesar que no actúa en un club histórico del balompié azteca, en base a goles y de los buenos, se ha hecho un nombre.

El excrema con una anotación ya salvó de la baja a su equipo el Monarcas Morelia, luego a finales del año pasado ganó tres Balón de Oro, como mejor jugador, goleador y mejor delantero. Recientemente fue elogiado por tremendo gol  de tijera.

Creemos que la “Pulga” está para dar el gran salto a un equipo que pelee en los primeros lugares. Ya está en la mira y por sus características como persona o futbolista no desentonaría en ningún cuadro. El delantero nacional tiene personalidad, buena técnica y bastante gol para todos los gustos. Pero también le sobra es hambre de gloria.

Lo que sí está claro es que Ruidíaz ya es un histórico del Monarcas Morelia. Lo salvó de la baja y eso no es poco para una institución que sabe destacar a sus “héroes” y nuestro compatriota por lo hecho hasta el momento sí lo es.

Lástima que el atacante nacional no sea titular en la selección peruana. Con Farfán y Paolo Guerrero arriba, no tiene tanto espacio para la oncena principal. Pero se viene el mundial y estamos seguros que si le dan una pequeña oportunidad, va a sorprender con uno de esos golazos que nos tiene acostumbrado en el fútbol mexicano. Esperemos que sea así, porque de todas maneras una oportunidad va a tener. Ojalá que la sepa aprovechar. Esperemos.