El mejor equipo crema que vi

0
593
Columna En la boca del tunel
Columna En la boca del tunel

Por Fernando Jiménez

Veo por televisión el Ayacucho y Universitario, tengo que escribir el análisis del encuentro y los dedos no me hacen caso. Debe ser uno de los equipos más limitados que he visto a lo largo de la historia merengue. No tienen inventiva para sopesar la falta de estructura. Juegan con un desorden desesperante. No hay elaboración de juego, su defensa estática y sin recursos para rechazar cuando las pelotas vienen por elevación a su área. Sus laterales sin proyección, la volante no contiene y menos genera y su delantera inoperante. ¿Dónde está el trabajo de menores?. ¿Qué es lo que le han aportado al primer equipo?. Claro, la “U” no tiene ahora dirigentes, solo administradores temporales. Qué más se puede esperar.

¿Es la peor ‘U’ que has visto?, me pregunta Juan Carlos ‘Lobito’ Esteves. Le respondo que mejor me pregunte por la mejor ‘U’ que he visto. Y le cuento. A inicios de los 70 vi a un Universitario espectacular. Y le recuerdo la alineación. Tenía un arquero de regular para arriba, no era un monstruo, pero se defendía bajo los tres palos. Él era Rubén Correa, quien inclusive fue convocado a la selección para suplir a Lucho Rubiños en el 70. No atajó en eliminatorias ni en el Mundial, pero si Didí lo puso en algunos partidos amistosos. Su apodo era “Cochero de Drácula”, por el auto que tenía. Así lo fastidiaban sus compañeros cremas.

¿Y en la defensa quienes estaban?, me vuelve a preguntar el ‘Lobito’. Le digo que por derecha Pedrito Gonzáles, en la zaga central Lucho La Fuente y Héctor Chumpitaz y por la izquierda Nicolás Fuentes. Tremenda defensa, pura calidad. Todos eran cracks y jugadores de selección. En el medio, dos grandiosos y talentosos: Lucho Cruzado y Roberto Challe. El primero mixtura y el segundo genio en el armado. Sus pases milimétricos de 40 metros eran para el aplauso. Una volante que está entre la mejor de todos los tiempos en el fútbol peruano.

Y arriba, ni hablar. Cuatro saetas que fácil podían competir en competencias sudamericanas de Atletismo por su velocidad impresionante. Juan José Muñante por derecha, Percy Rojas y Héctor Bailetti, el primero punta de lanza y el segundo centro foward, como se decía antes y por la izquierda Oswaldo “Cachito” Ramírez. Espectaculares. Imagínense cómo corrían cuando Roberto (Chale) les metía los pases en profundidad. Era una delicia ver jugar a ese equipo. Y más aún cuando jugaban los clásicos.

Lo de Alianza lo dejo para otra columna. El mejor Alianza que vi en mi vida. Pero está “U” de inicios de los 70 era para sacarse el sombrero.