Alianza da pena

0
392
Columna del Lobo
Columna del Lobo

Por Juan Carlos Esteves

El juego de Alianza Lima siempre encandiló a propios y extraños. Su buen fútbol fue imán para que año tras año el club vaya adhiriendo más hinchas en forma vertiginosa. Sus goles eran producto de la habilidad, magia y gran técnica de sus jugadores. Así se hizo grande el cuadro blanquiazul.

Sin embargo, de esa grandeza queda poco. El año pasado recién pudo campeonar luego de diez años de sequía, con un fútbol insulso, sin ideas y basado fundamentalmente “en las manos” de Leao Butrón en el arco. Para muchos se logró el título “a la uruguaya”, que significa cero juego bonito, pero abundante ganas, lucha y los goles aparecieron más por empuje que por elaboración de juego.

Sin embargo, eso no alcanza para un torneo internacional como la Copa Libertadores, donde los rivales buscan más la trascendencia, la gloria y dejan a un lado el conformismo. Alianza Lima no propuso ante Boca Juniors, Palmeiras y Junior de Barranquilla en dos ocasiones. Utilizó la “táctica del murciélago” que en un buen cristiano significa que se colgó de los palos para no ser goleado. Para no ser humillado cumplió su objetivo. Pero para dar un paso adelante nada.

Y ahora lo más desesperante no es que el plantel blanquiazul tenga ausencia de sacrificio, de alma, sino que se haya olvidado de hacer goles. Porque esto extiende la fea estadística de llegar a seis partidos en Copa Libertadores sin anotar un solo gol.

Recuerden. Este año en el Estadio Nacional empató 0-0 ante Boca Juniors, luego perdió 2-0 ante Palmeiras en Brasil, posteriormente en Matute cayó 2-0 ante Juniors y el jueves en Barranquilla volvió a caer ante el cuadro colombiano, pero esta vez 1-0. Todo esto más la Libertadores del 2015 cuando Alianza definió con Huracán por clasificar a la fase de grupos. En Argentina cayó goleado 4-0, mientras que en su estadio empató 0-0. Estos son los seis partidos sin poder hacer un solo gol.

¿Saben cuándo fue la última vez que Alianza pudo anotar en la Copa Libertadores?. Fue el 12 de abril del 2012, cuando el equipo blanquiazul perdió en su último partido de esa competición en Matute. El Libertad de Paraguay venció 2-1 y el tanto de los victorianos lo hizo Paolo Hurtado a los 22 minutos.

Las estadísticas son abrumadoramente aplastantes y lo peor es que el futuro tampoco se presenta optimista. La próxima fecha recibe a un Palmeiras ávido de triunfo para asegurar su primer puesto y se despide ante Boca Juniors en Buenos Aires. Es decir, al equipo de Pablo Bengoechea le falta 180 minutos para anotar y romper esta mala racha, porque si no, vamos a seguir preguntando, ¿cuándo será el partido que Alianza Lima vuelva a convertir un gol en la Libertadores?.