Skate por los caminos del inca

0
599
Madars Apse
Madars Apse

Ángelo Caro se desliza a casi 4 mil metros de altura y descubre tesoro de los Andes

Después de haber hecho skate en las calles de Lima y Cuzco y luego visitar Machu Picchu, el viaje continuó hacia Puno, a orillas del Lago Titicaca, el lago navegable más alto del mundo. A 3.800 metros a nivel del mar los skaters Ángelo Caro de Perú, Madars Apse, Thaynan Costa, Ángelo Caro y Milton Martínez fueron afectados por la altura en especial a Thaynan quien tuvo que pasar dos días en cama con fiebre y vómitos.

El peruano Ángelo Caro lideró el grupo e incluso descubrieron un skatepark. Ángelo es famoso en el panorama del skate peruano por lo que se convirtió en la gran estrella.
Estuvieron también en el Lago Titicaca para conocer a la etnia de los Uros. Esta tribu hace siglos que vive en el lago donde han construido unas islas flotantes.

Tienen un sistema de educación, lengua y cultura propios. Madars conquistó a los Uros, quienes quedaron atrapados por un tipo tan alto y tan pálido, al que ni le importaba la altitud ni las bajas temperaturas del agua del lago.

Compartir
Artículo anteriorArranca el Odesur
Artículo siguienteA captar talentos