Las lágrimas de Paolo

0
4178
Columna del Lobo
Columna del Lobo

La columna del Lobo

Por Juan Carlos Esteves

Al final del partido que perdimos ante Dinamarca, Paolo Guerrero se levantó la camiseta y ocultó su rostro. Segundos después cuando fue descubierto por el “Mudo” Alberto Rodríguez en la misma cancha del Mordovia Arena, surgió la imagen del “Depredador” en pleno sollozo.

La verdad que he revisado fotos y videos de las tres últimas participaciones de Perú en un Mundial y no existe una escena similar con jugadores peruanos que lloran desconsoladamente por un resultado adverso. En México 70 no hubo en el 3-1 que nos metió Alemania o en la despedida de este certamen cuando Brasil nos superó por 4-2. En Argentina 78 tampoco sucedió algo igual cuando los albicelestes nos humillaron con un vergonzoso 6-0. En España 82 no hay registros de estas imágenes, cuando Polonia nos metió una paliza en ese recordado 5-1.

A pesar que fue el debut y todavía tenemos posibilidades (aunque menos que antes) lo de Paolo Guerrero es único y corresponde a la impotencia de no haber podido colaborar para que nuestra Blanquirroja haya empatado ante Dinamarca. Aunque hay otra lectura de esa imagen que corrió rápido como un rumor. Que el “Depredador” se encuentra muy incómodo con el comando técnico por no haberlo colocado desde el inicio del encuentro ante los daneses y al final dio rienda suelta a su cólera.

Lo cierto es que Paolo no la pasó bien. Sus lágrimas no mienten. El goleador es consciente que se pudo haber ganado y no se logró el objetivo en el debut mundialista. La verdad que resulta inconcebible que Ricardo Gareca lo haya mandado al banco. Por eso, en las redes sociales, muchos escribieron con bastante razón: “Tanto se peleó por Guerrero para que llegue al mundial y en el debut lo mandan a la banca”.

El jueves ante la siempre difícil Francia hay un nuevo reto. Este partido sí es vida o muerte. Ricardo Gareca no se puede dar el lujo de tener a nuestro goleador en la banca. Está claro que Farfán no siente la posición de “9” como Paolo Guerrero.

Qué recuerde nuestro técnico que los goleadores, pueden hasta jugar mal, pero en dos segundos, en un par de oportunidades pueden  aparecer para  que su equipo gane. En este mundial ya lo hicieron Cristiano Ronaldo, Harry Kane, Antoine Griezmann, Diego Costa, Romelu Lukaku. Pero faltan otros más, en los que se encuentra nuestro capitán. Esperemos que ante Francia sea su día… Pero siempre y cuando Gareca lo mande de titular.