El ‘Tigrillo’ ruso

0
3152
  • Su nombre es Lorenzo Benjamín Goicochea Morales y se convirtió en el personaje más mediático de este país al ser presentado por el entrenador de Rusia
  • “Esta clasificación se la dedico a Lorenzo de Perú porque fue el único que confió en mi”, dijo Stanilav Cherchesov en plena conferencia de Prensa
  • “Soy de Chosica, nací en un hogar muy humilde. A los 20 años me vine a este maravilloso país y no me fui más”
  • “Soy ingeniero geólogo, graduado en la Universidad de los Pueblos de aquí, además soy Catedrático en la Universidad Moscovita de Aviación”
  • Es casado con la dama rusa Valentina y tiene dios hijas. Enseña tres idiomas: español, ruso e inglés.

Escribe: FERNANDO JIMENEZ
Desde Moscú – Rusia

Fue el personaje más mediático el domingo por la noche y lunes por la mañana. No solo lo llamaban los canales de televisión de Perú, sino los de este país e inclusive de Argentina y Estados Unidos. Es que todos vieron en el mundo, una conferencia de Prensa inusual tras el partido en el que Rusia eliminó a España. El entrenador ruso, una vez que terminó el partido y mientras se abrazaba con sus pupilos le dijo a su Jefe de Prensa: “Búscalo al peruano y llévalo a la conferencia de prensa”.

El encargó ya estaba dado. Lorenzo Goicochea estaba trabajando como Voluntario FIFA y ellos tienen acceso a algunos lugares privilegiados. El Jefe de Prensa lo encontró, lo tomó del brazo y lo llevó donde le había indicado su jefe. Paso barreras tras barreras. Algunos rudos y cuadriculados vigilantes no le querían dar acceso. Pero como lo llevaba el jefe de prensa le daban acceso. Había que apurarse porque ya empezaba la conferencia ante una serie de periodistas rusos y de todas partes del mundo.

Ya estaba instalado Stanislav Cherchesov junto al presentador y al traductor. Cuando Cherchesov lo vio entrar se levantó de su asiento, lo invitó a acercarse a la mesa de conferencia y sorprendentemente lo abrazó y dijo: “Esta clasificación se la dedico a este señor de Perú, mi amigo Lorenzo de Chosica. Él me apoyó en todo momento, se la jugó por mí en días difíciles en la que ustedes -señalando a la prensa rusa- me criticaban y no creían en este proceso. Por eso le doy un abrazo a Lorenzo porque él se merece esta clasificación la cual se la dedico”.

 

-¿Qué sentiste en ese momento?
-Me sorprendió. Yo solo pensaba que me estaban llevando para solo darnos un abrazo, pero me presentó al mundo entero y mi teléfono no deja de sonar.

 

Estamos el lunes al mediodía en el Restaurante Lima, en pleno centro de Moscú. Pide una parihuela de entrada y un lomo saltado al jugo. Le agrega una tetera con té verde para la digestión. Lo espera Erick Osores de América Televisión y el “Tigrillo” Navarro de Exitosa para hacerle la nota respectiva. La entrevista se corta a cada momento porque lo llaman de las producciones de Frecuencia Latina y Panamericana. Esperan su turno canales rusos y hasta Radio Cero de Argentina está a la expectativa por entrevistarlo.

 

-Ya te pareces al “Tigrillo” Navarro cuando dio la primicia del Caso Paolo…

-Sí, hasta a mí me tenía en vilo. Lo veía todos los días y quería saber si Paolo venía al mundial. Estas llamadas me vuelven loco, pero a todos los atiendo por igual.

-¿Cómo nace esa amistad con el técnico ruso?
-Cuando un día lo interpelaron los colegas rusos y hasta la pedían su renuncia. Yo me paré y les pedí a los colegas que no se desesperaran y que confiaran en Stanislav, Recuerdo que hace poco les dije: Si Perú ha goleado a Arabia Saudita, porque Rusia no podría ganarles en el mundial.

-¿Y qué dijeron ellos?
-Nada, lo que sucede es que acá son muy respetuosos. En Perú me hubiesen hecho leña diciendo adulón y sobón ¿no?

SOY CHOSICANO

-¿De qué parte de Chosica eres?
-De Sauce Grande en Villa Sol a la espalda del Estadio Solís García.

-¿Qué edad tienes?

-Nací el 28 de julio de 1958, es decir en un ratito nomás cumplo 60 años.

-¿Cómo fue que te decidiste venir a Rusia?
-Mi papá es Lorenzo y mi mamá Betty. El viejo nos abandonó y mi padrastro me trataba muy mal, me pegaba. Entonces, decidieron irse a Huancayo y yo lloraba para no ir. Me quedé con mis abuelitos Leocadio y Antonia. Ellos me criaron.

-¿Qué hiciste una vez que estudiaste la secundaria?

-Empecé a enseñar matemáticas. Un día fui a la Academia Sigma ¿Te acuerdas? Y me shotearon. Pero como Dios es grande y el destino marca nuestras vidas al siguiente día leí en el periódico que estaban dando Becas Integrales para venir a Rusia.

-¿Qué año fue ese?

-En 1980 más o menos. Así que fui al jirón Puno, me tomaron una prueba y quedó todo listo para venir aquí.

-¿El primer año debe haber sido dificilísimo por el idioma?
-Sí. Me alojaron en la Universidad de los Pueblos y me daban un estipendio mensual para mantenerme. Lo primero que estudié fue el idioma ruso.

-¿Y te recibiste de Ingeniero Geólogo?
-Sí, esa es mi profesión. Además, soy catedrático en la Universidad Moscovita de Aviación.

-Y también enseñas idiomas ¿no?
-Sí, soy profesor de español, ruso e inglés. Son los tres idiomas que hablo y enseño a mis alumnos.

-¿Cuánto tiempo se demora para aprender el ruso?

-Un año para masticarlo. Ya después con el trato diario se mejora y muchas veces depende de la voluntad que le pongas-

-¿Te casaste con una dama rusa?
-Sí, con mi amor Valentina. Y tengo dos hijas que son la felicidad de mi hogar-

-¿Conocen Lima?
-A Valentina la llevé hace unos años y le gustó Perú, quedó encantada. Pero acá está nuestra vida.

 

Lorenzo también ejerce el periodismo desde el 2006. Trabaja en el programa La Voz de Rusia de Radio Sputnik. Además, hace corresponsalía para medios peruanos. Por eso su vinculación con el técnico ruso que lo hizo famoso. Nuestro compatriota se volvió tendencia todo el lunes y volvió a nacer para los hinchas del fútbol.