Hasta la próxima

0
335
Columna del Lobo
Columna del Lobo

Por Juan Carlos Esteves

En otras circunstancias cualquier otro técnico, le hubiera dicho sí a la Federación Peruana de Fútbol sin esperar tanto tiempo para la renovación de contrato. Pero con más de noventa por ciento de aprobación en nuestro país, Ricardo Gareca se puede dar el lujo de hacernos esperar a todos. Está ganador y tiene crédito para dejarnos en suspenso.

Luego de la conferencia de prensa de ayer, las especulaciones están a la orden del día. Dicen que sueña con llegar a dirigir a la selección de su país, pero la opción de Colombia también está latente, en vista que el ciclo de su compatriota José Pekerman parece que llegó a su fin. Recuerden que el ‘Tigre’ fue ídolo en el América de Cali y hay mucha simpatía con los colombianos.

Hay frases, palabras, para la preocupación de todo el país, tras su conferencia de prensa. “Lo que necesito es tiempo y pensar”, que en buen cristiano quiere decir que va a escuchar otras ofertas. Luego “conversaciones con la Federación no hay”, cuya lectura es que no se ha dado el primer paso para las negociaciones con la FPF. Esto más el “soy técnico libre”, es como decir que está más lejos que cerca de nuestro país.

Así es. Pienso que a Gareca solamente le faltó despedirse de nuestro país. ¿Tiene derecho a una mejor propuesta?. Por supuesto y si es con Argentina, su país, mucho mejor. Porque la selección albiceleste puede haber fracasado en Rusia 2018, pero siempre está en varios peldaños arriba que nosotros y la presión es la misma.

A diferencia de los técnicos mundialistas que tuvimos en ediciones pasadas, con Gareca hay consenso para que se quede. No pasó con Didí luego del mundial de México 70, tampoco con Marcos Calderón tras Argentina 78 y menos con Tim luego del fracaso en España 82. Con el “Tigre” es diferente, se va por la puerta grande, ganador y dejando la enorme posibilidad que si por otros lares le va mal puede regresar con mucho agrado.

Por todo esto, pienso que la Federación Peruana de Fútbol tiene que tener un plan “B”, porque por las palabras emitidas por Gareca, no hay ninguna seguridad que se quede. Considero que el ‘Tigre’ dejó la valla muy alta, al supuesto nuevo técnico que lo reemplazaría.

No solamente porque cumplió con el objetivo de clasificar al mundial de Rusia 2018, sino porque además tuvo decisiones que le dieron grandes resultados en el tiempo. Apartar a algunos jugados indisciplinados que en vez de sumar, restaban. Además unió al grupo y les inculcó la rebeldía dentro del campo.

Solamente le faltó dar un paso adelante para trascender en el mundial. Pero eso es otra historia. Porque para el hincha peruano en general su campaña al frente de la Blanquirroja fue exitosa. Esperemos que si ya no regresa de sus vacaciones y decide tener otros retos, también tenga la misma suerte como la que tuvo con nuestro seleccionado. Hasta la próxima.