A esta Croacia ya le ganamos

0
515
Columna del Lobo
Columna del Lobo

Por Juan Carlos Esteves

Ni bien sonó el pitazo final del choque entre Croacia e Inglaterra que permitió que los croatas llegaran a la final del mundial, muchos hinchas peruanos invadieron las redes sociales para renegar del destino de la Blanquirroja, porque justo a ese país balcánico le habíamos ganado 2-0 en un amistoso realizado en Miami el pasado mes de marzo.

Los goles fueron de la ‘Culebra’ Carrillo y el ‘Orejas’ Flores y la verdad que le ganamos con buen fútbol a esta Croacia que ahora está en la final. ¡Ah! , y por si acaso los croatas presentaron a sus figuras como Luka Modric, Iván Perišić , Iván Rakitić, Mario Mandzukić, Domagoj Vida, el arquero Subasić entre los principales. A estos finalistas los neutralizamos bien y no destacaron.

Es decir si en ese 23 de marzo pensábamos que le habíamos ganado a una buena selección europea, hoy que los Croatas están en la final más de uno tiene la certeza que vencimos a un gran equipo que el domingo si derrota a Francia puede ser el nuevo campeón del mundo.

Y en vez de sacar pecho, los hinchas ayer maldicieron en el twitter a la mala suerte, pero sobre todo al penal fallado por Christian Cueva ante Dinamarca. Porque según ellos, si nosotros hubiéramos vencido a los daneses y avanzado como segundos a los octavos de final, el rival de turno en esta fase era de todas maneras Croacia y si le ganamos una vez, podríamos haberlo hecho en una segunda oportunidad, pero esta vez en el mundial.

Pero hay otros hinchas que fueron más atrevidos y se fueron con el doble de la imaginación. Algo como que en los cuartos de final le hubiéramos ganado a Rusia (por penales) y ayer ante Inglaterra la gloria iba a estar de nuestra parte para llegar a la final.

Por supuesto, en el fútbol todo es posible. Pero hay que recalcar que fue un amistoso como aquella vez que lo bailamos en Francia en 1982. Así es. En un partido de preparación las exigencias son otras. Hay selecciones que juegan más tranquilas, sin arriesgar. Sin embargo, nadie puede negar, que este encuentro jugado en el el Hard Rock Stadium de Miami, quedará como un gran recuerdo. Porque además muchos de nuestros compatriotas que viven en los Estados Unidos vibraron con este gran triunfo y cantaron el himno nacional a viva voz.