Las excusas de Cordova

0
246
Columna del Lobo
Columna del Lobo

Por Juan Carlos Esteves

Los técnicos siempre tienen la mala costumbre de echarle la culpa a otros cuando pierden o no pueden detener una horrible campaña. Algunas veces son los árbitros, otra los jugadores, pero casi nunca ellos. Luego de la derrota del sábado ante Cristal, el entrenador chileno Nicolás Córdova ensayó una excusa:  “Universitario está en una situación en donde necesita de gente grande, no de niños”. Y debe ser cierto, el argumento puede ser válido. Pero hubiera sonado mejor si eso lo decía antes de firmar contrato con Universitario y no ahora que está cumpliendo una irregular campaña al frente de los cremas y no lo puede alejar del ‘fantasma de la baja’ como todos esperaban.

Pero además no es tan cierto. El sábado, ante Cristal inició las acciones con esta oncena: Raúl Fernández (32 años); Aldo Corzo (29), Werner Schuler (28), Horacio Benincasa (24), Jersson Vásquez (32); Arquímedes Figuera (28), Enmanuel Paucar (21), Roberto Siucho (21); Diego Manicero (33), Anthony Osorio (20), Daniel Chávez (30). Luego ingresó Paulo de la Cruz (18).

Es decir solo actuó un jugador con menos de veinte años (Paulo de la Cruz) y encima fue suplente. Y los que cuenta con menos de 24 años son solamente tres: Enmanuel Paucar, Roberto Siucho y Anthony Osorio. Mientras que el resto de futbolistas ya son de mucha experiencia, alguno de los cuales pasan la barrera de los treinta años. Es decir niños no son como el chileno quiere hacer creer a su público.

Que recuerde que los buenos jugadores debutan a los dieciséis y diecisiete años. En la historia del fútbol hay un montón, tanto en el Perú como en Chile. Así que esa excusa no debe ser escudo de Córdova para ocultar lo mal que se plantó y jugó Universitario ante Cristal. Porque sus jugadores tácticamente fueron deficientes. Algunos jugadores le pusieron ganas y ahorita eso no alcanza para levantar a un equipo que parece caerse a pedazos.

Está claro que el impedimento que tiene la ‘U’ para no poder contratar jugadores le juega una mala pasada. Pero el entrenador chileno lo sabía antes que asumiera el cargo. Así que ahora no puede venir a ‘poner el parche’. Las cosas ya están dadas. Tiene que trabajar más. De aquí en adelante cada partido es un examen para él y para todo el equipo. Con 24 puntos en la tabla acumulada, uno más que Ayacucho que está penúltimo es para la preocupación total.

Córdoba se encuentra al frente de  Universitario hace muy poco. De cinco partidos ganó solo dos y perdió el resto. Los números están ahí, casi está parejo. Pero hoy se necesitan más triunfos, más trabajos y menos excusas. El técnico no se debe desgastar echándole la culpa a las circunstancias. Dicen que la ‘U’ es más grande que sus problemas y si es así, primero tiene que recuperar al ‘Loco’ Vargas, motivar más a sus jugadores y plantear mejor los partidos. Todavía tiene tiempo para revertir los malos momentos. ¡Ah! , y que guarde silencio, que este mensaje puede caer mal en los jóvenes.