Por fuera flores y por dentro…

0
776
Columna Pisando el area
Columna Pisando el area

Por Renato Landívar

Los dardos han sido duros contra el entrenador de la selección peruana Ricardo Gareca durante su presentación en Lima ya que en todo momento evitó condenar al presidente de la Federación Peruana de Fútbol, Edwin Oviedo, envuelto en la polémica por sus problemas judiciales. Esto era de esperarse conociendo al estratega argentino, siempre dando un mensaje distinto al que maneja en la interna.

Esto logra notarse en la ausencia del mandamás de la Videna, a quien le pidieron evitar estar presente por pedido del propio estratega, así este le cueste aceptarlo ante la ráfaga de preguntas ¿O por qué la ausencia del directivo en un momento importante para la blanquirrroja? Sabiendo eso le ayudará a limpiar su manchada imagen por regalar entradas al suspendido juez César Hinostroza.

Aunque de cierto modo el DT argentino favoreció con su mensaje a Oviedo asegurando el que esté libre de pecado tire la primera piedra. Con esto trató de aliviar un poco el denso clima vivido en el salón de conferencias del predio de San Luis, que lo ratificó como un excelente orador cuando intentan arrinconarlo con la ilusión exprese su verdadero sentir.

Lo mismo ocurrió al referirse a los fichajes de los seleccionados como André Carrillo y Christian Ramos flamantes refuerzos de equipos de la Liga de Arabia Saudita. Cuando muy bien sabemos es totalmente falso y solo lo hace para evitar entre dicho con su pupilos porque él siempre dice las cosas en la cara, nunca utiliza la prensa y si lo hace es cuando desde la otra acera sucede lo mismo.

Un ejemplo claro es cuando Jefferson Farfán se fue a Emiratos Árabes y fue tajante “quiero que los jugadores prioricen competir por encima del dinero y la zona de confort”. Este dardo fue devuelto cuando el experimentado delantero manifestó en un medio de comunicación no sabía porque lo utilizaron contra Venezuela en Lima cuando estuvo bastante tiempo sin continuidad.

Muchos aseguran ayer, Gareca fue el abogado del diablo, otros intentó devolver la armonía en la casa de la bicolor después de la polémica de Oviedo Pichotito. Fuera de interpretaciones, la respuesta la tiene solo él y su gente de confianza en la FPF. El que comenta nunca vio un entrenador con tanta tranquilidad para afrontar momentos difíciles, yo no me como el cuento de que en ningún momento se sintió utilizado. A los que no interpretan las frases con ese cuento.