La “U” preocupa

0
293
Columna En la boca del tunel
Columna En la boca del tunel

Por Fernando Jiménez

Es preocupante. La irregularidad de Universitario es desesperante. No ata ni desata. Tiene una hinchada maravillosa que lo sigue, lo alienta, pero el equipo no responde. Yo recuerdo que hace muchos años, había un técnico llamado Alfonso Huapaya “Huapayiya”, que tenía el oficio de ser sastre, y los equipos recurrían a él para salvarlos del descenso. Cuando ya veían que el equipo no respondía en la cancha, lo iban a buscar a su sastrería, le daban su sueldo adelantado y Huapayita agarraba el equipo. Y cumplía con creces porque los salvaba de la baja. Al final, lo despedían, pero él feliz volvía a su sastrería. Era un señor entrenador, como que lo sacó campeón al Boys en 1951.

Parece que la “U” está necesitando un Huapayita porque cada fecha que pasa peligra su situación. Por ahora no toca los nervios de sus hinchas, pero el acumulado lo tiene en la zona roja del descenso. Solo le queda una fecha del Torneo Apertura y 15 fechas más del Clausura, pero la pregunta es si le alcanzará para salvarse. Los otros equipos también van a ganar y ellos pueden perder, sobre todo cuando salga de visita a lugares de altura, como Huaraz o Arequipa, por ejemplo. El problema no es que pierda constantemente, sino que no se ve una mejora en la estructura como equipo.

No puedo concebir que en 28 partidos jugados en lo que va del año solo haya ganado 5. Pero ellos se justifican que porque no podían contratar. Si fuera así tendría que cambiar a los once, salvo algunos como Raúl Fernández quien tiene unas de cal y otra de arena. Salvó varias ante el argentino Alessandrini, loable, por cierto, pero no cuidó su palo en el gol de Pierre Orozco, pero ahí también una vez más falló Balbín por no apretarlo a un metro del área. Ahí el delantero tiene que sentir el aliento en la nuca del defensa, pero esa zaga crema es más sana que un vaso de leche.

Si yo me enojo, que solo he jugado fútbol aficionado, que dirán en sus casas cuando ven el partido el “Chito” La Torre, el capitán Chumpitaz, el “Cóndor” Mellán, Lucho La Fuente o el mismo Julio Meléndez le va a dejar hacer ese taco. Julio se le adelanta y le quita la pelota. Yo he visto una legión crema con garra, con huevos, pero con la calidad de un trato al balón de un Roberto Chale, de un Germán Leguía, de un Colorado Cruzado. Quienes se acercaban a su zaga y les pedían la pelota para generar juego. El mismo “Puma” Carranza era temible para los delanteros.

Quizas soy muy evocativo y retrocedo mucho en el tiempo, pero me apena lo de la “U” porque es un equipo amado, adorado por su hinchada. No merecen irse tristes a sus casas tras una derrota. Gastan su plata, su tiempo, matan sus ilusiones. Roberto Chale lo agarró en la misma situación hace un par de años y los hizo protagonistas. No creo que todo pase por los jugadores también. Contratan a un entrenador que hace las prácticas con drones, seguro quiere impresionar, pero lo primero que debe hacer es darle un orden a su equipo y que no se muestre descuajeringado como se les ve. La “U” no merece estar donde está. Al menos eso es lo que pienso.