La despedida de ‘Cachete’

0
467
Columna del Lobo
Columna del Lobo

Por Juan Carlos Esteves

Si en Arequipa preguntas en las calles quién es el máximo ídolo del Melgar, la ‘vieja guardia’ te lanza sin dudar el nombre de Eduardo ‘Patato’ Márquez, delantero netamente arequipeño que defendió los colores del cuadro rojinegro allá por mediados de los años sesenta y comienzos de los setenta.

Los que tienen menos de cincuenta años ya comienzan a dudar y se inclinan por los camanejos Genaro y Ernesto ‘Chivo’ Neyra, quienes lograron el primer título para el cuadro ‘Dominó’ en 1981. Sin embargo, recientemente hay una figura que está a nivel de los exfutbolistas nombrados, nos referimos al buen Ysrael ‘Cachete’ Zúñiga, quien a pesar que no nació en la ‘Ciudad Blanca’ está muy identificado con el pueblo characato y le regaló a su hinchada su segundo título en su historia en el 2015.

Todo esto, porque el goleador del cuadro mistiano anunció su despedida del fútbol profesional, hecho que se concretará este sábado (a dos días de cumplir 42 años) cuando Melgar de local en la última fecha del Apertura reciba en la UNSA a la Universidad San Martín. En Arequipa, tanto el club como miles de hinchas ya están publicitando este evento con la finalidad que Zúñiga se despida a lo grande, con las tribunas, sino repletas, pero por lo menos con gran cantidad de personas tributándole una merecida ovación.

El ‘Cachete’ se lo merece, no solo por el título nacional de hace cuatro años, sino porque cuando le tocó jugar por el cuadro rojinegro siempre se dio íntegro. Muchos recordamos su primer año en el fútbol profesional, con 23 años se hizo a conocer a punta de goles. Así es, en 1999 hizo 32 dos tantos, una cifra récord en el fútbol peruano (igualando a Pablo Muchotrigo en 1974), que para su mala suerte fue superado un año después con 37 anotaciones por Eduardo Esidio.

En efecto, en esa última temporada del siglo pasado, cuando los títulos nacionales le eran esquivos a Melgar, los arequipeños se sintieron orgullosos de contar en sus filas con el máximo artillero del fútbol peruano. Y aunque el ‘Cachete’ luego se fue a jugar a Inglaterra, Argentina, México, Universitario, Cristal y Aurich, siempre su regreso a Melgar era auspicioso. Lo mejor, por supuesto, el título nacional del 2015. El sábado que es su despedida, merece un gran homenaje. Tuve la oportunidad de conocerlo hace dos años. Un caballero y tremendo goleador. ¡Felicidades!