Vuelven los dobletes

0
198
Columna En la boca del tunel
Columna En la boca del tunel

Escribe: Fernando Jiménez

Me dio mucha alegría escuchar en la mañana a Oscar Vega, presidente del Muni, anunciar que se había unido con la gente del Boys para programar un doblete. Hacía mucho una noticia no me alegraba tanto. Lo dijo en el programa Superdeporte de Radio Ecco. “Ya hablé con la gente del Boys y han aceptado, pero faltan firmar los convenios, hablar con la Asociación y ojalá la televisión acepte. El alquiler del Estadio Nacional es muy caro y para un club solo es difícil programar ahí”, le decía Vega a Raúl Maraví. Ya en la redacción me entero que hoy habrá conferencia en la ADFP para anunciar el doblete.

Boys y Muni tienen hinchada. Dormida cuando sus campañas son bajas, pero despiertan cuando son protagonistas. Vi mucho público rosado cuando jugó hace unos días con Universitario. Y al Muni también lo siguen cuando no se va hasta Villa El Salvador y lo hace en el Nacional. Son equipos tradicionales, con hinchas jóvenes y veteranos. Y si este sábado es el coloso de José Díaz, nada mejor que ir con la familia que son ediles de clase  alta, media y también de los conos que guardan un sentimiento especial por el cuadro edil.

Los de mi generación recuerdan cuando en antaño, no solo veíamos dobletes, sino tripletes. Por ejemplo, un sábado arrancábamos yendo al Estadio San Martín de Porres yendo a ver al “Cholo” Sotil con el Muni que metía casi 20 mil espectadores. Y la gente iba a verlo a él y le gustaba como rompía las cinturas de los rudos defensores del Atlético Lusitania de los Barrios Altos, del Sacachispas de Breña, el Mariscal Sucre de La Victoria o el Sicaya de Huancayo. El “Cholo” era un espectáculo. Con su cerquillo que adornaba su frente y su cara de provinciano daba una imagen de hombre bueno. Cómo no ir al estadio para ir a ver a un crack de semejante magnitud.

Y los domingos éramos triplete. Por esa época no televisaban ningún partido por la televisión. Salvo unos cuantos minutos en el programa ómnibus Perú 67 o Perú 68 de Panamericana TV y cuando ya estaba terminando Trampolín a la Fama de Augusto Ferrando. Así se podía ver por la tele ese golazo de chalaca de Mario “Velita” Aquije, del Cristal a Rubén Correa, arquero de Universitario. Pasaban solo dos minutos para informar que  Cristal le ganaba a la “U” y nos dejaban en pindinga. Pero así es cuando uno se vuelve más hincha cuando algo lo ve lejano.

Arrancábamos a las 11 y 30 de la mañana viendo el Defensor Lima contra Sport Boys. Veíamos a los cara sucias Puchito Oliva, Jota Jota Avalos y el Pinocho Urrunaga contra Rómulo Ferreti, Walter Cossío, el brasileño Zozimo y Cachito Ramírez. Seguíamos a la una y 30 con el Muni – Cristal y de fondo el clásico Alianza – Universitario. Cómo no añorar esos tripletes que nos hacía felices y almorzábamos sus frejoles con bisteck apanado. Con la tradicional voz del locutor del estadio que anunciaba: “Atenciooon, partido correspondiente a la vigésima sétima fecha del torneo descentralizado entre los clubes…”. Y los valses que se irradiaban desde la torre del Estadio. Inolvidable. Bienvenido el doblete al fútbol peruano.

Compartir
Artículo anteriorCampeoncito de Karts
Artículo siguienteVamos Alianza