La mafia tiembla

0
244
Columna En la boca del tunel
Columna En la boca del tunel

Escribe: Fernando Jiménez

Muy temprano, domingo por la mañana, me wasapea mi dilecto amigo y colega Jorge Barraza y me envía un mensaje: “El Fiscal de Estados Unidos ha pedido 20 años para Napout”. Y seguidamente, me hace llegar el texto completo con la información. ¿Quién es Juan Angel Napout Barreto?. Sus generales de ley dicen que nació en Asunción, Paraguay el 13 de mayo de 1958. Es decir, tiene 60 años.. Fue presidente de Cerro Porteño y de la Asociación Paraguaya de Fútbol. Su tope máximo como dirigente fue cuando sucedió en la presidencia de la Conmebol a Eugenio Figueredo el 4 de marzo del 2015. Fue detenido en diciembre de ese mismo año cuando se destapó la corrupción en la FIFA de la cual era vicepresidente.

Leo detenidamente el texto que me envía Barraza y señala lo siguiente: “La Fiscalía de EE.UU. solicita una pena de 20 años de cárcel para Juan Ángel Napout en el caso. En la presentación apoyan el análisis del reporte pre-sentencia que solicitaba la pena máxima de 720 meses, calculando el grado de responsabilidad de Napout. En el primer punto lo responsabilizan de fraude por 155 millones de dólares (79 millones por el contrato con DATISA de Copa América, 73 millones por Copa Libertadores y 2,5 millones por derechos de la Asociación Paraguaya de Fútbol). Es el total de coimas supuestamente acordadas por todos los dirigentes de los países sudamericanos”.

En el escrito la Fiscalía señala a Napout, Julio Grondona y Marco Polo del Nero como los únicos 3 dirigentes que conocían todas las coimas pagadas a nivel Conmebol por los derechos televisivos .También se suma un cargo por obstrucción de justicia porque uno de sus abogados quitó una computadora suya a escondidas de la Conmebol el día que fue arrestado en Suiza. La computadora fue devuelta un año después y contenía fotos y correos utilizados como pruebas en el juicio. Además de la pena carcelaria, la Fiscalía solicita la confiscación de US$ 3.374.025,88 que es el monto total de coimas que supuestamente llegó a cobrar. A esto se le suma una multa de más de 6 millones de dólares.

La fiscalía también argumenta que la pena de 20 años sirve como ejemplo para otros dirigentes y para evitar que Napout pueda volver alguna vez al mundo del fútbol, porque tendría más de 80 años al salir de la cárcel. Esto se debe a que nunca mostró arrepentimiento ni reconoció su involucramiento en el pago de coimas, por lo que deben supuestamente proteger al público de posibles crímenes futuros que puede cometer. En el pedido solicitan que no se incluyan los más de 2 años de prisión domiciliaria que tuvo como parte compurgada de su sentencia, debido a que era una vivienda de lujo. La defensa de Napout rechazó todos estos argumentos anteriormente y solicitaban una pena mucho menor, alegando que él nunca fue líder de la organización y que no se demostró que haya recibido personalmente coimas. La jueza Pamela Chen analizará estos argumentos para dar la condena el 29 de agosto. Cabe destacar que el único dirigente sudamericano libre es el doctor Manuel Burga Seoane, a quien los jueces norteamericanos declararon inocente.