¿Y cuándo llega el gol?

0
206
Columna del Lobo
Columna del Lobo

Por Juan Carlos Esteves

Los fans o hinchas de Cristiano Ronaldo ‘saltaron de alegría’ y extendieron su felicidad en las redes sociales cuando en la UEFA se eligió como el mejor de la temporada al gol de ‘chalaca’ que le convirtió a su actual club Juventus en la Champions League pasada.

Gran reconocimiento para un golazo que en opinión de muchos también debe ser considerado como el mejor de toda la Champions a través de su historia. Y es que no siempre una anotación de tamaña calidad se convierte en la máxima competición europea de clubes y si el autor es CR7, no pasará desapercibido.

Sin embargo, la ida del Real Madrid a la Juventus parece que no le ha caído bien al delantero portugués y es que en dos partidos oficiales en la liga italiana no ha podido convertir en la valla rival. Lo que sucedió el último sábado en el triunfo por 2-0 ante la Lazio, tiene más de una lectura: Cristiano Ronaldo está presionado, sin suerte o simplemente el periodo de adaptación en su nuevo club no le es favorable.

En el partido del sábado, el delantero portugués estaba frente al arco, como para que la añadiera como en su época dorada del Manchester United o el mismo Real Madrid. Le llegó un centro rasante, pero la pelota le tocó en su pierna izquierda y en vez de meterse al arco hizo una carambola. El croata Mario Mandzukic apareció con mucho ímpetu y anotó. El gesto de CR7 fue frustración, pero igual no le quedó otra cosa que celebrar un gol que no fue suyo.

El sábado que viene cuando choque ante el Parma en calidad de visita, todas las miradas volverán a estar en lo que haga el delantero portugués. Está claro que Cristiano Ronaldo en la Juventus no es uno más, pero tampoco (por ahora) tiene el liderazgo que tenía en el Real Madrid. En ese sentido todo el cuadro italiano no juega para él como sí lo hacían en el club madridista.

Pensamos que el gol de todas maneras llegará en algún momento y de esta manera se sacará toda la presión que tiene encima. Habrá de tiro libre, penal, fuerte remate de izquierda o derecha, y hasta otro gran tanto de ‘chalaca’. Y cuando todo esto suceda sus fans volverán a ser felices. Mientras tanto su también gran legión de críticos y detractores están gozando porque a CR7 le llegó la época de sequía.