Errores que matan

0
348
Columna En la boca del tunel
Columna En la boca del tunel

Por Fernando Jiménez

Hay veces que no entiendo a los técnicos. Si me expulsan un volante de contención, la rueda de auxilio de la zaga, y voy ganando, obligatoriamente debo meter otro medio de recuperación, no  aun mixto. El entrenador de Universitario, Nicolás Córdova, quien ha venido a hacer su postgrado a Perú debe saber esto y aprender para la próxima. No debió meter a Lavandeira, tuvo que recurrir al suplente del venezolano. Más aun ante un equipo cuajado, con experiencia, que tiene delanteros con gol. Debió taparlos, marcarlos de cerca y que tiren al arco. Quién habrá recomendado a ese entrenador. Solo en el Perú los técnicos vienen a perfeccionarse.

En Boys ocurre algo raro. Tiene buenos jugadores, pero parece que no entienden el mensaje de Wilmar Valencia. El camanejo no anda con medias tintas. Tiene personalidad y carácter fuerte, pero parece que a sus estrellitas les llega altamente. Me cuentan que Johan Vásquez, el administrador temporal de los rosados, también administra al Sport Loreto que acaba de perder por walk over ante Coopsol ya que nunca llegaron a Cañete para afrontar el partido. El que mucho abarca, poco aprieta señor Vásquez. No sea acaparador, primero abóquese a su equipo, el Boys, por respeto a su hinchada y después haga lo que le dé la gana.

Cristal si galopa y parece que también se lleva el Clausura. Pero de qué servirá eso si cuando afronta Copa Libertadores no pasa ni a la primera fase. No entiendo la política de este club. ¿Para qué tiene divisiones menores si sus juveniles que cumplen 20 años se van a jugar a provincias?. Pero si tiene un loco entusiasmo para nacionalizar jugadores. Ya parece la OEA. Me imagino como se sentirá el “Cóndor” Mellán y los que dirigen inferiores cuando a los que forman no los promueven. Ya me hace dudar de todo esto. Se contentan con los goles del Gaby Acosta, de Herrera, de que nacionalicen a Calcaterra y a Cazulo. Esos angelitos deben demostrar su calidad en la Copa Libertadores, no goleando al Comerciantes Unidos o a otro equipo.

Universitario le debe hace años a la SUNAT millones de dólares y contrata tres jugadores que sus sueldos sumados los tres no debe bajar de los 80 mil dólares mensuales. Están que tiemblan porque se podrían ir a la baja. Vendan Campo Mar, paguen sus cuentas, vuelvan al Lolo, porque el Monumental está embargado por Gremco. Ordénense y denuncien a esos irresponsables dirigentes que los endeudaron desde Nicolini, pasando por Aspauza, el mismo Alfredo Gonzáles quien tuvo la desfachatez de traer a Humberto Grondona, hijo del Zar, para que interceda en FIFA y le perdonen el castigo de la FPF por grosero y lanza llamas. Y ni qué decir de esos administradores temporales que estuvieron después de ellos. Pobre la “U” no merece a esos tipos que lo manejen.

Alianza, me cuentan, está pagando su deuda fraccionadamente. Y cuando lo dejen al día, aparecerá esa mancha que lo mandó a la quiebra para asumir la dirigencia. Ya son conocidos y ni siquiera merecen que se les mencione su nombre. Pobre mi fútbol peruano.