Con la marca PERÚ

0
257
Julio Meléndez Calderón fue ídolo en Boca Juniors
Julio Meléndez Calderón fue ídolo en Boca Juniors

Más de diez zagueros peruanos  actuaron en Argentina. Meléndez brilló con Boca Juniors y Miguel Araujo ya empieza a destacar en Talleres de Córdoba.

Escribe: Juan Carlos Esteves

Con la llegada de Miguel Araujo al Talleres de Córdoba y su buen momento que atraviesa, empezamos a hacer un recuento de los zagueros peruanos que actuaron en el fútbol argentino y nos dimos cuenta que son más de diez jugadores nacionales. Sin embargo, quien más destacó o brilló fue don Julio Meléndez Calderón, quien con la camiseta de Boca Juniors se convirtió en leyenda y para muchos es uno de los jugadores extranjeros más destacados del club ‘Xeneize’.

EL TÍTULO DEL ‘CONEJO’

En 1960 llegó a Boca Juniors procedente de Alianza Lima, el ‘Conejo’ Víctor Benítez, quien había logrado los títulos con el cuadro blanquiazul los años 1954 y 1956. Era zaguero, pero en el cuadro argentino también actuó como volante. Un jugador polifuncional que se ganó un nombre en el cuadro ‘xeneize’ campeonando en 1962. Sus grandes partidos le valieron para ser fichado por el Milan y lograr la Champions League en 1963.

El ‘Conejo’ tuvo grandes actuaciones con la camiseta xeneize y por eso es bien recordado pero no tanto como el gran Julio Meléndez Calderón.

EL PERUANO Y SU BALLET

Para muchos Julio Mélendez Calderón  es el mejor defensa peruano que militó en el fútbol argentino, por eso está considerado en el equipo ideal de los tiempos de Boca Juniors. Actuó entre 1968 y 1972 logrando los títulos de 1969 y 1970 al lado de los históricos Angel Clemente Rojas, Silvio Marzolini, Rubén José Suñé, Antonio Roma entre los principales.

legó a Argentina luego que en 1968 lo vieran en un resto de América que Héctor Chumpitaz no pudo actuar. Los dirigentes le apuntaron la placa y lo contrataron.
La hinchada de Boca destacó la calidad de su juego cantando con mucho fervor: “y ya lo ve, y ya lo ve… es el peruano y su ballet”. Nunca necesitó de una jugada artera para anular a un delantero rival, por eso, alguna vez cuando fue expulsado (la única vez)  en un clásico, la hinchada de River Plate lo despidió entre aplausos.

Años después llegaría al mismo club Lucho La Fuente. El ‘Príncipe’ tuvo algunos partidos importantes, pero el ‘techo’ que había dejado Julio Mélendez, fue tan alto, que cuando lo quisieron comparar, perdió.

NO TUVO BRILLO

Una de las contrataciones polémicas fue la del zaguero mundialista Rodulfo Manzo por parte de Vélez Sarfield en 1979. El peruano fue acusado de venderse en el 6-0 que perdió Perú ante  Argentina en la Copa del Mundo de 1978, por lo que muchos dijeron que su premio fue la llegada al club de Liniers.

Lo cierto es que Manzo no destacó y luego de sus irregulares actuaciones fue enviado al cuadro de la reserva. No duró mucho tiempo en el club. Además en ese tiempo el club Vélez Sarfield empezó a tener un buen cuadro y el peruano solito se fue marginando por sus malas actuaciones.

Por ese tiempo, los equipos argentinos tenía grandes delanteros y simplemente en los pocos partidos que le tocó enfrentar a los cracks no los anuló.

NUEVOS ZAGUEROS

Pero lo mayor parte de zagueros peruanos llegaron  al fútbol argentino en este nuevo siglo. La constante de todos ellos es que no duraron más de una temporada. Algunos solo estuvieron meses. Eran otros tiempos, otros retos, pero nadie como Julio Mélendez. Esto a pesar que el reciente mundialista Christian Ramos fichó por el Gimnasia y Esgrima hace dos años, pero tuvo que ser prestado porque no rindió.

Esperemos que Miguel Araujo, sea diferente a los últimos zagueros peruanos  que actuaron en el competitivo fútbol argentino. Tiene condiciones para hacerlo. Solo queda en él demostrarlo en su nuevo club Talleres de Córdoba. Recientemente ha sido bautizado como el ‘Albañil’ por su forma de juego. La prensa argentina lo empieza a llenar de elogios y esperemos que pronto de el salto a un mejor equipo.