El ‘Ken’ Alcalde

0
276
Columna En la boca del tunel
Columna En la boca del tunel

Escribe: Fernando Jiménez

Hay expectativa en la redacción. Faltan dos minutos y todos esperamos el Flash Electoral. A boca de urna, por su puesto, pero ya es un índice de quien vislumbra para alcalde. Y de pronto la voz de Federico Salazar dando como ganador a Jorge Muñoz con 32 por ciento de los votos. Hay sonrisas, muchos afirman que es el castigo divino a Urresti. Reivindicación a la familia de Hugo Bustios. Belmont que responda a los accionistas engañados. Reggiardo mariconeó al no ir al debate. “Muñoz tiene cara de buen hombre, es serio, y el país ya está harto de trafas que quieren pasar piola”, señala uno de ellos. Estamos en busca de la decencia.

Los periodistas deportivos no estamos al margen de la política. Todos quieren saber cómo les fue a los que componen la familia del fútbol. Van pasando los distritos y llega a La Victoria. Mávila Huertas dice: “George Forsyth con 34.6 por ciento: Virtual alcalde de La Victoria y el que le sigue está con 11.9 por ciento. Muy lejos, ya no lo alcanza”, dice Mávila. Los aliancistas gritan: Buena George. Ganó Alianza. “La boda con Vanessa Terkes le dio votos. Ella es bonita y él es el Ken y la gente siempre vota por la gente linda”, dice uno de los redactores.

A George Forsyth lo vi por primera vez cuando integraba la selección Sub 20 que se preparaba para el sudamericano del 2001 en Ecuador. Hacían partido de práctica en la Videna y él estaba en el arco. Pero hubo algo que me llamó la atención. Detrás del arco había un señor con su terno. Le daba indicaciones cada que George intervenía ante los disparos de los delanteros. “No despejes, agárrala. Eso te dará seguridad y también a tus compañeros”. “No vueles, despeja nomás”. “Saca bien, apunta a un compañero”. Esas eran sus indicaciones. Pregunté a alguien del comando técnico y me dijo. “Es su papá. Se llama Harold y es diplomático. Tiene plata como michi, por eso no le decimos nada”. Sonreí. Pregunté el nombre del arquero y me dijeron: George Forsyth. No me olvidé más de ese nombre

Empecé a indagar más por él y me enteré que en verdad su papá era diplomático y político de carrera. Y su mamá Verónica Sommer había sido Miss Chile. “El le ha sacado la pepa a la mamá que es muy bonita”, me dijeron por ahí tiempo después. Ya después seguí la carrera de George como futbolista. Estuvo en Alianza en el 2001 – 2002. De ahí lo llevaron al Borussia Dortmund. Estuvo dos años en Alemania, pero no jugó en el primer equipo. Regresó al Alianza Universidad. De ahí volvió a Alianza, pasó al Boys, se fue al Atalanta de Italia en el 2007, pero tampoco destacó. Hasta que regresó a Alianza para retirarse a fines del 2016.

Ahora empieza una carrera política. Tiene la misión de ordenar La Victoria, un distrito tradicional que estuvo plagado de funcionarios mafiosos. George tiene personalidad y vocación. Ha sido regidor y ya conoce el manejo administrativo municipal. Y Alianza ya podrá tener un representante en el edilicio para proteger su estadio de Matute. Le deseamos una buena gestión y que demuestre que los deportistas también pueden ser alcaldes y seguir la función pública.