Gareca a ver si miras a LLIUYA

0
1482

Talentoso volante jugó un partidazo ante la “U” y sueña con la selección, pero no se desespera.

Escribe: Abel Saavedra

Su buen manejo con el balón lo han puesto como uno  de los jugadores más pedidos, en cada convocatoria a la selección peruana, pero él no se desespera y afirma que su momento llegará. El volante creativo de Sport Huancayo, Marcos Lliuya, viene destacando en su club y el fútbol peruano.

Antes de llegar al fútbol profesional, tuvo que pasar muchas dificultades, pues jugó 9 años Copa Perú y su momento llegó cuando el técnico Wilmar Valencia buscaba un ‘10’, pasó la prueba y hasta hoy continúa regalando espectáculo en Huancayo.

Marcos por muchos años ha jugado en Sport Huancayo ¿Cuéntame cómo llegas al club?

Era junio del 2015, estaba jugando Copa Perú y mi técnico era el ‘profe’ Ernesto Aguirre. Él me dijo que el técnico Wilmar Valencia estaba buscando un ‘10’, y pasé una prueba, aprobé y estoy agradecido por eso, porque en ese momento se me abrieron las puertas para jugar en la profesional.

Has hecho las cosas bien en todo estos años ¿Cómo catalogas tu momento?

Estoy en un momento en el que las cosas me están saliendo bien, y creo que esto es desde que estoy en Primera. Y espero seguir así. Estoy agradecido con todos en Huancayo y lo retribuyo jugando bien y dando lo mejor de mí.

¿Cómo inicia tu carrera como futbolista?

Estuve en menores con Ernesto ‘Venado’ Aguirre, luego me fui a Cienciano menores y, después  empiezo a jugar Copa Perú en mi Chincha. Estuve varios años así, jugué por varios equipos.

Empiezas jugando Copa Perú en el equipo de tu familia

Así es, eso fue en el 2007. El equipo de mi familia se llama José Carlos Mariátegui y pertenece a la Liga de Chincha,

A donde va, siempre tiene presente a su familia

empecé a los 15 años.

Hay personas que se llenan la boca hablando mal de la Copa Perú ¿Qué opinas?

La Copa Perú no es profesional y le faltan muchas cosas por mejorar, no hay equipos con logística. Pero hay que rescatar lo bueno, porque hay varios chicos que juegan bien y necesitan una oportunidad, así como la tuve yo. También están los que son buenos, pero no aprovechan su oportunidad.

¿Qué es lo que más recuerdas de esos años?

Los viajes son matados, en especial en la Etapa Nacional, porque estás sentado por más de 20 horas para ir a un lugar que no conoces. Pero después de eso, todo bien. La experiencia en Copa Perú me enseño muchas cosas, como ser un jugador aguerrido. Siempre sigo pendiente de los equipos de Ica, hay buenos equipos, pero falta más apoyo. Confío que en unos años habrá fútbol profesional.

El apelativo del ‘Messi Chinchano’ nace en las canchas de tierra

Mi compañero Jonathan Sauñe tiene la culpa (risas). Me puso ese apelativo cuando jugábamos Copa, y quedó hasta ahora.

Su habilidad y destreza lo ponen como referente del club huancaíno.

Sauñe te tiene mucho aprecio

Él es mi hermano, jugamos Copa por muchos años, y ahora estamos juntos en Sport Huancayo. Así como él, hay varios chicos que necesitan la oportunidad de mostrarse.

“NO ME DESESPERO”

En cada convocatoria tu nombre suena mucho ¿Es el sueño que te falta cumplir en tu carrera?

Tengo que seguir trabajando, esforzándome más. No me desespero, confió que en cualquier momento se puede dar esa oportunidad. Y si no se logra, continuaré trabajando. El profesor sabe por qué hace las cosas, nos llevó a un Mundial y cumplió el sueño de muchos.

César Cueto te ha pedido en la blanquirroja, y los hinchas por las redes sociales te piden a gritos.

Es un halago su pedido. He visto los comentarios en las redes sociales, y agradezco la consideración de la gente que me pide en la selección. Si me toca un llamado a la selección, espero estar bien preparado.

Crees que jugar en un club de provincia, y no en uno de Lima, hace que no te tomen en cuenta en la selección

No creo que sea tanto eso. En mi pensamiento eso no va. El profesor está convocando a los que él ve mejor, es su decisión. Uno debe seguir trabajando, y si es posible el doble para tener un buen rendimiento. A mi edad aún tengo tiempo de llegar a la selección.

El año pasado parecía que dejabas Sport Huancayo ¿Qué pasó?  

El año pasado hubo propuestas, pero no concretas.

El creativo chinchano, lleva cuatro temporadas en el Sport Huancayo

Decidí quedarme por cariño a la institución, porque me dieron la oportunidad. Tal vez más adelante haya novedades.

Jugaste un buen partido ante la ‘U’, pero no se dieron los resultados

El estadio estaba lleno, ellos estaban obligados a ganar. Lamentablemente no se dieron los resultados a nuestro favor. Nosotros seguimos enfocados en llegar a la final del Clausura.

Aparte de ser futbolista ¿Tienes otra profesión?

No tengo otra profesión. Estoy enfocado solo en el fútbol. Sé que esto no es para siempre, mi familia está pendiente de eso y me dice que estudie otras cosas. Tal vez sea técnico de menores. O tal vez como Retamoso que tiene su equipo en Copa Perú (Risas).

Huancayo iba bien en el torneo ¿La eliminación de la Sudamericana fue la causa del bajón del equipo?

La eliminación nos costó bastante, porque después no sabíamos definir los partidos. Empezábamos ganando, después nos volteaban. Y eso se vio en el Apertura, porque nos costó mucho. Ahora empezamos el Clausura no tan bien, pero vamos a pelear para llegar a la final.

¿Qué técnico te ha marcado?

Al técnico que siempre considero y tengo comunicación, es al ‘Venado’ Aguirre que es como mi viejo. Y al ‘profe’ Wilmar Valencia, porque a pesar del poco tiempo, me enseñó muchas cosas en las que pueda mejorar. El profesor Grioni también me considera bastante, y yo a él.

Si te dan a escoger ‘U’ o Alianza 

Elijo a Mariátegui –equipo en el que se inició- (Risas). Soy un profesional, y no hay un tema especial, podría jugar en cualquiera de los dos equipos.

No eres de talla alta, físicamente ¿Te has sentido menos por eso?

Antes tal vez. El tema área no es lo mío. Pero eso se compensa con el juego. A veces veo mis jugadas y no creo que haya echo eso. Lo del fútbol viene por parte de mi mamá, porque mis tíos han sido peloteros en Chincha.