El Doctor Fútbol

0
693
Columna En la boca del tunel
Columna En la boca del tunel

Escribe: Fernando Jiménez

Ayer fue cumpleaños del doctor Jorge Alva Flores, un icono de Universitario de Deportes y también del fútbol peruano. Empezó en 1966 ayudando al doctor Guillermo Malca, quien era médico de Universitario y su profesor en la Universidad de San Marcos. Ya en el retiro de Malca, quedó oficialmente Jorge Alva como galeno. Fue campeón 15 veces y varios subcampeonatos. Inclusive Subcampeón de la Copa Libertadores de América en 1972. Y de yapa fue presidente de la entidad de Odriazola. Con la selección nacional estuvo en los mundiales de Argentina 78 y España 82. Una hoja de vida brillante y pronto sale su libro.

 

Al doctor Alva lo conocí en abril del 78. Es decir ya son 41 años de amistad que tengo con él y siempre fue un hombre bueno, como todo buen pisciano. De nobles sentimientos y con un respeto profundo por la familia. Tiene un hogar bien formado con la señora Zoila Huerto e hijos profesionales, algunos de ellos radican en Estados Unidos. Recuerdo que ese mediodía del 78 fue a un Congreso Médico que hubo en Buenos Aires. Como todo aventurero, en mis años juveniles, me metía a todos lados y con el carné de periodista me dejaban ingresar. Era un congreso que dictaba un prestigioso médico europeo y hubo lo mejor de la medicina deportiva de Sudamérica.

Recuerdo que antes del Mundial 78 me llamó por teléfono para decirme que me traía un paquete de periódicos que me enviaba Oscar Vergara Salcedo “Osver”. Lo fui a ver a la Clínica de doctor Fernández Schnorr, médico de Independiente, y especialista en lesiones deportivas. Alva fue con el Cholo Sotil para que lo operen. Estuvo dos días y tras la operación al “Cholo” me pidió que lo velara porque él regresaba a Lima. Esa noche estuve en la habitación de Hugo y fui testigo de todo su dolor en el post operatorio. El delantero más macho que vi en mi vida, que no arrugaba ante una patada artera en la cancha, soportaba el dolor cuando se pasaba la anestesia. Yo me encargaba de llamar a la enfermera cuando veía gestos de dolor en la cara del Cholo para que le dé un calmante.

Recuerdo que un día jugaban Universitario y Cristal en el Estadio Nacional. Faltaban cinco minutos y ganaban la “U”. De pronto se lesionó un jugador crema en su propia área. El árbitro ordena que entre el médico. Ingresa Alva para atender al caído, de pronto Horacio Baldessari pensando que estaban haciendo tiempo lo agarró de los hombros al doctor Alva y lo sacó del campo. En ese momento se le fue encima el Puma Carranza y los demás jugadores de la “U” para defender al Doc y le metieron puñete a Baldessari quien tuvo que pedir disculpas al final del partido. Así era de querido por los jugadores.

Otra imagen que recuerdo de él fue cuando el criminal Camino entró a matar a Franco Navarro. Alva le vio la rodilla, lo tocó, se levantó y le hizo un gesto a Challe. “No va más”. Un abrazo al doctor, un personaje muy querido de nuestra pelotita. Y que sean muchos más.