El abrazo del alma

0
421
Fernando Jiménez
Fernando Jiménez

Columna En la boca del tunel

 

 

 

 

Escribe: Fernando Jiménez

  • La foto del manquito que quiso abrazar a Fillol y Tarantini al campeonar Argentina en el Mundial 78 dio la vuelta al mundo
  • La tomó Ricardo Alfieri de El Gráfico y está considerada como una de las mejores del periodismo deportivo.

    Carlos Alberto “El Tigrillo” Navarro me sorprende ayer al mediodía cuando me pasa por el whatsaap la foto del argentino Víctor Del Águila, el hombre sin brazos, que intentó abrazar al Pato Fillol y a Tarantini cuando ambos se abrazan tras haber conquistado la Copa del Mundo en Argentina 78. Esa foto me la tomó el “Tigrillo” cuando fuimos a cubrir en octubre del 2017 el partido entre Argentina – Perú por las Eliminatorias para Rusia 2018. Fue cuando fuimos a recoger las credenciales en la AFA y entró raudo el hombre que pasó a la posteridad tras la foto que título El Gráfico: “El abrazo del alma”.

    La genial foto la tomó don Ricardo Alfieri ya fallecido hace algunos años. Alfieri era Jefe de Fotografía de la mencionada revista, la mejor del continente. “Terminó el partido y todos fuimos hacía Daniel Pasarella, el capitán, quien mostraba orgulloso la Copa. Siempre sostuve que si todos van al bulto hay que buscar lo que ellos no toman. Y así fue cómo descubrí que corría hacia Tarantini y a Fillol a un hombre sin brazos. Le flameaba la manga de su pulóver y cuando llegó a ellos se frenó y con la mirada intentó abrazarlos. Inmediatamente puse la mira de mi cámara e hice como 10 fotos. Estaba a unos 50 metros de esa escena. No pensé que mi foto iba a dar la vuelta al mundo. Recién dimensioné la importancia de la foto cuando los editores de la revista me abrazaban. Había visto los contactos y las diapositivas mostradas en la mesa con fluorescente. Me emocioné más aún cuando dijeron esta foto debe tener como título El Abrazo del Alma” cuenta Ricardo Alfieri, años después de su obra maestra.

    Jorge Barraza, ex editor de la revista de la Conmebol, me contó hace unos años mientras cenábamos en una parrilla de Miraflores. “Lo entrevisté a Del Águila, me contó cosas interesantes. Le pregunté cómo hizo para llegar a la cancha si había una poza y el alambrado, además de la protección policial. Y me dijo que se rodó de la tribuna hacia la poza que estaba sin agua. Cuando hizo eso alguien lo ayudó a subir tomándole sus piernas. Una vez ya en la cancha los policías no le dijeron nada porque en River los minusválidos, por esa época entraban gratis en silla de ruedas. Se ocultó un poco y cuando el árbitro pitó el final la policía se desentendió y ahí corrió hacia el centro del campo. Ahí fue que se topó con Fillol y Tarantini que lloraban emocionados. Se acercó con unas ganas de abrazarlos, pero su falta de brazos se lo impedía. Solo los rozó con su rostro y parte de su cuerpo”. Impresionante relato

    La foto dio la vuelta al mundo. Ricardo Alfieri fue premiado por muchas agencias internacionales e invitado a universidades norteamericanas y europeas. Esa foto es una de las imágenes que más se recuerda cuando se habla del Mundial 78. Alfieri recomendó a su hijo, quien estudiaba fotografía, para que haga sus prácticas en la revista. Años después el hijo salió tan talentoso como su padre, ya que fue el reportero gráfico oficial de la revista de la Conmebol. El fue quien tomó la foto de la bengala del “Cóndor” Rojas en el Maracaná en ese partido que Chile le reclamó a Brasil porque aducían que la bengala que fue arrojada de la tribuna dañó a su arquero.

    La FIFA le pidió fotos a Alfieri Junior fueron testimonios elocuentes. En sus fotos se grafica que la bengala cae a tres metros del Cóndor Rojas y se tira. Solo Alfieri Junior tenía esa foto ya que estaba detrás del arco con otros, pero los demás seguían a la pelota que estaba por la media cancha. FIFA vio esas fotos y sancionó a perpetuidad al arquero chileno. Es decir en los Alfieri, de raza le viene al galgo.