AQUÍ RUSIA…

AQUÍ RUSIA…

Por: Iván Torres La Torre

Como lo dijimos en anteriores columnas, la única manera de enfrentar un partido ante un equipo como el de Nueva Zelanda, era aplicando la habilidad, destreza y la picardía del jugador peruano que se impondría ante un juego lineal, recto y de potencia del equipo neozelandés. Como apreciamos todos el 15 de noviembre, así fue. Se impuso la técnica fina de una de las mejores escuelas americanas de fútbol después de la brasilera, que goza de una técnica muy nutrida de habilidades adquiridas por factores genéticos y de la propia idiosincrasia del fútbol peruano.

El triunfo merece celebrarse definitivamente; el triunfo amerita alegría y regocijo por todos los peruanos, quienes luego de 36 años podremos apreciar nuevamente a la selección de todos, en las altas competencias mundialistas que esta vez se desarrollarán en Rusia 2018. Me imagino que el júbilo, la celebración para alguien debe ser muy corta y ese alguien es el profesor Gareca, pues no se trata de que no sienta su éxito o su alegría sino todo lo contrario, le genera mayor responsabilidad para lo que viene.

¿Qué es lo que viene? Lo que viene es una gran responsabilidad de representación. El técnico y los jugadores hicieron su papel. Sin embargo, lo próximo es que los señores dirigentes de la Federación Peruana de Fútbol, comprendan después de 36 años que se deben conducir con mucho cuidado en diferentes aspectos, como por ejemplo saber negociar las condiciones contractuales con el técnico que nos lleva al mundial. Deben llevar negociaciones prudentes, equilibradas, sin mezquindades, sin corrupción, pensando única y exclusivamente en el equilibrio del equipo.

HAY QUE APOYAR A GUERRERO

En segundo lugar, la dirigencia debe coadyuvar en la defensa de nuestro máximo delantero nacional Paolo Guerrero. Dejarlo solo o mirarlo de perfil, sería un gran error dirigencial. En tercer lugar, los dirigentes de la Federación Peruana de Fútbol y seguro, de la comisión que se formará rumbo al mundial de fútbol Rusia 2018, deberá generar todas las condiciones necesarias para darle continuidad al equipo nacional. Es decir, saber negociar con los clubes donde juegan nuestros jugadores y tenerlos para la selección de manera siempre predispuesta para los partidos amistosos previos al mundial que elevarán la capacidad competitiva de los jugadores. Esto no es fácil, pues generar la agenda de los partidos preparatorios debe tener criterios acertados tales como qué equipos escogen, en qué fechas los juegan, a partir de cuándo concentran a los jugadores y todo aquello que los dirigentes deben organizar y proponer con el técnico por el bien del equipo.

Me imagino todo lo que debe estar pensando el profesor Gareca, pues veo que es un profesional prudente, estratégico, que sabe celebrar los triunfos, pero su inteligencia le dicta mantener la alegría, dar vuelta a la página y planificar lo que viene. Hasta la próxima semana. Abogado -Vicepresidente Club Bolognesi de Tacna. Ivántorreslatorre05@gmail.com

Noticias Relacionadas

SELECCIÓN: EL RIVAL QUE VENGA

¡GANÓ LA HONESTIDAD!