Cargas de trabajo físico

Cargas de trabajo físico

Por el Dr. Julio Grados

Dentro del aspecto médico y de recuperación de las lesiones más frecuentes en los futbolistas de competición e incluso en los deportistas ocasionales toma vital importancia el conocer, manejar y dosificar constantemente las CARGAS de TRABAJO FÍSICO en estos futbolistas tanto por nosotros, la parte médica, el Preparador Físico y hasta el Jefe del Comando Técnico. Es sabido la necesidad de contar con un jugador determinado, y más si este es clave para el desenvolvimiento táctico de un equipo, pero no descuidemos, por más apuro que tengamos estas cargas progresivas de trabajo físico y mucho más si es que se viene saliendo de una lesión.

Actualmente vemos con mucha frecuencia que en la mayor parte de campeonatos los partidos ya no se realizan domingo tras domingo, sino más bien, que se juega cada 3 o 4 días y si se encuentra en un torneo internacional más seguido, o ahora con partidos en fecha FIFA. Pues bien, la dosificación del trabajo físico entre partido y partido va a ser, a mi modo de ver, la piedra angular, número uno para evitar lesiones, y posteriormente para llegar con toda la carga energética posible para la competición. Atrás quedaron las semanas largas donde se incrementaba progresivamente el trabajo, se llegaba al partido de práctica casi 48 o 72 horas antes y luego se bajaba esperando el encuentro oficial.

Ahora ya no tenemos ese tiempo tan preciado. No debemos olvidarnos del tan famoso trabajo regenerativo post encuentro y todo el sistema de estiramiento pre y post competición. Por ejemplo, si tenemos un jugador que viene recuperándose de una Rotura Fascicular antiguamente llamado Desgarro Muscular y si observamos que a la Prueba Funcional, es decir, examinando y comprobando que el músculo afectado puede realizar la función específica de ese grupo muscular contraresistencia, no caeré en el error de “darle de alta” y dejarlo que pueda practicar con balón sin antes pasar por el fortalecimiento muscular, ya sea con ligas o gimnasio, y luego en cancha ir observando si no hay molestias primero para el trote, en 40, 50, 70, 80%, etc., para pasar posteriormente al alargue y finalmente a los piques y giros. Esto último sobre todo si se trata de lesiones tipo esguince podría ocasionar una recidiva o recaída si estas cargas de trabajo no son vigiladas al milímetro y como muchas veces observamos, nos hablan de recaídas del problema muscular, cuando no es otra cosa que pequeñas roturas del tejido fibroso cicatrizar que se forma en este tipo de lesiones, ya que como sabemos, el tejido muscular, a diferencia del óseo, no se regenera. Tendríamos para hablar mucho más de este apasionante tópico, que personalmente pienso, repito, es la piedra angular para un buen desenvolvimiento técnico, táctico y físico de un equipo de fútbol que se jacte de trabajar adecuadamente. Añadiendo a esto, obviamente, un buen trabajo en el aspecto alimentario y de suplementos vitamínicos, aminoácidos ramificados, glutamina, etc.

El llegar a un campeonato depende de muchos factores,y tal vez,uno que ya pasó varias veces por ese delicioso trance,se da cuenta ,que,finalmente,son los detalles ,los que llevan a los EQUIPOS a las instances finales.

DR JULIO GRADOS 999266677/2611737

Noticias Relacionadas

DÍA DEL PERIODISTA DEPORTIVO

NECESITAMOS DE MESURA y CALMA