CON LEAO EN EL ARCO

CON LEAO EN EL ARCO

*MIGUEL ÁNGEL SUERO

Cuando Veracruz saltó al campo de Pachuca para jugar una fecha más de la liga MX nadie imaginaba el desenlace que tendría su portero, el peruano Pedro Gallese quien sufrió fractura expuesta en la mano derecha y fue operado de emergencia.
El jugador nacional hasta ese momento era indiscutido, Gareca lo prefería por sobre los demás, incluyendo las grandes actuaciones que tuvo Leao Butron en la recta final del campeonato de Alianza Lima y la presión mediática. El seleccionador cerró filas y siguió llamando a los tres arqueros de siempre, hizo oídos sordos y alistó algunas para justificar su decisión.

Pero todo eso cambio de un zarpazo, el número 1 aliancista tuvo que ser convocado por obligación y desde ayer entrena en la Videna, desatando sin dudas una nueva polémica. Unos dicen que debe ser titular y yo comparto esa posición, porque Butrón hoy está en mejor nivel que Carlos Cáceda y José Carvallo.

Pero otros, los más conservadores y formales, señalan que Cáceda debería atajar ante Bolivia en Lima, porque conoce bien el campo del Monumental y porque esperó en banca mucho tiempo su oportunidad, en tanto que Carvallo lo debería hacer en Quito, por estar más habituado a actuar en ciudades de altura, aunque su baja estatura le juega puntos en contra, por la gran presencia física de los ecuatorianos.
Ante estas dos posturas discrepo totalmente, porque los viejos axiomas del fútbol señalan que los equipos se forman de atrás hacia adelante y todos coincidimos en que los tres postes deben ser custodiados por el arquero más regular en este momento. Y si solo habláramos de justicia, también Leao Butrón debería enfundarse la casaquilla blanquirroja este jueves 31 de agosto ante los altiplanicos.

El guardameta del equipo grone sabe que jugará su última eliminatoria y de seguro que entregará lo mismo o más que en el torneo local, y qué decir de aquella jornada donde atajó para 10 puntos ante Independiente en Avellaneda, por la Copa Sudamericana, donde los comentarios incluyendo a la prensa argentina lo elevaron al nivel de un Dios del arco.
Y si bien es cierto que esta forma de ser convocado para servir a tu país, por la desgracia de un compañero, no es la mejor, como decía Lerner en su letra, “Volver es una forma de llegar”. Yo digo…

Noticias Relacionadas