¿Desaparecieron los ayayeros?

¿Desaparecieron los ayayeros?

Por: César Gonzáles

El Prof. Troglio comentó en algún momento que sentía que “estaba en Disney”. Lo mismo sentía Bengochea el día que venció por goleada al “Juan Aurich”. En el artículo anterior comenté que hay que ser cauto y mesurado en las alabanzas (llámese,“paterias”) especialmente con los técnicos extranjeros ya que luego en sus declaraciones hablan como si fueran campeones mundiales o campeones de la Champions League. Ese el complejo que nuestros jóvenes periodistas le profesan a los extranjeros en general (en el fútbol) Los hacen creer que son “intocables” y que lo que ellos digan es cosa juzgada y punto.

Troglio ya era mencionado para suplir a Gareca y solo había ganado 2 partidos. Qué vergüenza para los peruanos serios que estamos metidos en el fútbol que algunos periodistas nacionales ensucien su profesión. Ahora dicen que se equivocó porque “es humano”.

El día que nos respetemos en el fútbol será el inicio para ir a un mundial. Lástima que el hambre, a veces es más fuerte que la dignidad y en este país ya no existe cursos de Ética, Educación Cívica, Pre Militar, OBE, etc. que nos indica los valores éticos a seguir.

AMARGÓN DE CHEMO

Hay gente que quiere “crucificar” a Chemo por la puteada que le metió a R. Garcés en el último encuentro de “Cristal”. Déjense de niñerías y rosqueterías, ya que en el fútbol pasan peores cosas y punto. No entiendo porque se escandalizan cuando es algo normal que el técnico encare a un jugador en cualquier momento. La autoridad del técnico es total siempre, ya que el principio de autoridad no lo puede perder quienes dirigen grupos humanos, especialmente a futbolistas y peor aún, en nuestro país, donde nos caracterizamos por ser indisciplinados tácticamente y fuera del campo (vida personal). No se acuerdan que Chemo recriminó a Pizarro en su condición de capitán de equipo, el día de la “puteria” que se desarrolló en el hotel El Golf. Sea la razón que sea, el técnico tiene que tener carácter y manejo disciplinario en su plantel y debe estar secundado siempre por su directiva. Esto es fútbol profesional, no clases de cocina.

Encima Chemo ha tenido la decencia de solicitar disculpas públicas a Garcés y a sus jugadores. Personalmente yo no hubiera dado esas disculpas, ya que acaso los jugadores se disculpan cuando cometen errores garrafales en su vida diaria, se disculpan cuando se argollan y botan al técnico, se disculpan cuando se fallan goles y botan al técnico por eso, se disculpan cuando aparecen en la farándula, se disculpan cuando maltratan a sus esposas, se disculpan juegan pésimo y no hacen caso a las indicaciones técnicas. Por favor, déjense de niñerías y acuérdense de Marcos Calderón, Cesar Cubilla (QUEPD), Miguel Company, Franco Navarro, Julio C. Uribe, Wilmar Valencia y mucho más que siempre fueron al frente y jamás pidieron disculpas ante las “joyitas” de los jugadores que tenemos.

Noticias Relacionadas

BUEN INICIO DEL APERTURA