Fracturas en el césped

Fracturas en el césped

Por el Dr. Julio Grados

Hace varios años en un partido de Copa ocurrió una lesión en plena competición que creemos no tuvimos nunca ocasión de verla antes. Promediaban los 35 minutos del primer tiempo y uno de nuestros jugadores se quejaba de dolor en la parte anterior del pie derecho producto de una jugada dividida producida segundos antes, al momento de atenderlo vimos con sorpresa que había sangre en la zona del zapato de fútbol, esto técnicamente le impedía regresar al campo de juego.Pensando en posibilidades diagnósticas rápidamente supusimos que sólo se trataba de una herida en dicha zona. Pero el dolor persistía y obviamente había que pensar en una lesión mayor. Grande fue nuestra sorpresa,cuando lo examinamos aparte de 2 orificios en el dorso del pie al palparlo sentimos el crujido característico de las fracturas.

Obviamente el jugador fue cambiado ya que no podía continuar en el campo de juego y ya presagiamos lo peor, lo cual se confirmó en la clínica con una radiografía:era una fractura del segundo metatarsiano EXPUESTA, es decir con solución de continuidad, o sea, herida en piel, lo que la hace una fractura especial por la potencial infección que ésta conlleva. Se le aplicó los antibióticos del caso, la antitetánica y una férula de yeso para inmovilizar la zona por unas 3 semanas hasta que consolide el hueso SIN APOYO. El desplazamiento óseo era mínimo por lo que, en estos casos, la opción de REDUCIR , es decir, acomodar el hueso en su sitio no es IMPRESCINDIBLE de realizarla.

Hago todas estas explicaciones teóricas porque en estos casos, prevalece mucho el CRITERIO MEDICO, equivalente a lo que el médico tratante piensa y decide hacer con el paciente para su mayor beneficio.En casos como éste, pueden haber varias opiniones como la quirúrgica, el de colocar un tornillo para estabilizar la fractura, no olvidemos que es de segundo metatarsiano y no del quinto (que sí se debe operar sinequanom por ser una fractura de stress).

Pensamos que en este caso no es la mejor opción la quirúrgica por varios motivos:no se podía realizar inicialmente por la potencial infección al colocar material metálico en dicha zona.El callo óseo formado con el yeso es tan igual como el formado con la osteosíntesis,no se gana significativamente tiempo con la cirugía,ya que el apoyo igualmente debe ser diferido 3 semanas;y la aparición de un callo plantar que le puede molestar al jugador posteriormente en su rehabilitación es una complicación rara en estos casos.

Nuestro criterio médico siempre será el que lleve nuestra conducta con el paciente o jugador.Pueden haber varias opiniones entendibles,pero no nos desviemos en lo que pensamos.
Siempre es conveniente saber escuchar las opiniones de COLEGAS que digan su criterio médico pero, frontalmente, o en todo caso, las preocupaciones del jugador o de sus familiares, que, son totalmente valederas, y que, finalmente son los que tienen la DECISIÓN final del tratamiento a seguir.

Un gusto estar con ustedes, DR JULIO GRADOS 999266677/2611737.

Noticias Relacionadas

BUEN INICIO DEL APERTURA