¡Las 8 lacras del abitraje del Perú!

¡Las 8 lacras del abitraje del Perú!

Por Fernando Chappell

El arbitraje mundial actual, busca a los mejores atletas para que estén avalados por una sólida política de gestión de cada país, y así compensarlos con excelentes ingresos, seguro médico y un plan de jubilación.
En el Perú, las características laborales y de beneficios son diferentes. Y en cuanto a las políticas de gestión, en la actualidad es completamente nula. Marginando a los árbitros peruanos en obtener mejores ingresos, beneficios y jubilación.

Ahora bien, ¿cómo lograr optimizar el trabajo arbitral de los árbitros de fútbol en el Perú? A mi entender, diseñando estrategias arbitrales creativas que permitan estandarizar cada una de las actuaciones de los jueces de nuestro país. Obteniendo con ello, calidad en cada una de las técnicas que sean propuestas para su aplicación. Para lograrlo, como primer paso, será vital que el árbitro peruano, aprenda a identificar para su eliminación inmediata de las ocho (8) “lacras” o “basuras” que en la actualidad existen en nuestro arbitraje de fútbol (Empleando la terminología del sistema LEAN que busca calidad, mejores conceptos y técnicas). Aquí el detalle:

CORRECCIÓN: El rectificar una decisión ya tomada representa la primera gran basura que se debe de erradicar por completo del campo. El árbitro no puede darse el lujo de rectificar, el hacerlo es abrir la puerta a los reclamos.

SOBRE-SONIDO: Cada sanción que el árbitro determine debe de ser bajo la inteligencia arbitral del juez. Si los involucrados ya comprendieron que tipo de sanción es la que corresponde, está demás seguir “pitando”. El excesivo uso del silbato enerva a todos.
SOBRE-TIEMPO: El querer terminar el juego antes de los 90 minutos, representa la tercera gran basura. Corresponde al nerviosismo, la angustia, la incoherencia arbitral, y por último, la incapacidad del juez de turno.

SOBRE-SANCIÓN: Las reglas están diseñadas para cumplirlas, pero las sanciones deben ser las correctas. La injusta sanción técnicas y/o disciplinarias “asfixia” al jugador de fútbol.
INTELECTO: El árbitro jamás debe sentirse “por encima” de nadie. Eso es inseguridad y se refleja en la falta de personalidad dentro del campo. Todos son iguales.

INVENTARIO: El equipo del árbitro es: Un silbato, 2 tarjetas, 1 cronometro, 1 moneda, 1 uniforme completo, audífonos técnicos, 1 lapicero. No más, el resto sobra.
MOVIMIENTO: Correr dentro del campo sin ningún criterio, constituye un grueso error a la estrategia arbitral. El árbitro debe de dosificar sus fuerzas para evitar contratiempos. Las “líneas” de trabajo o “diagonales” son la base de un análisis técnico rápido y eficaz. Salirse de ellas, sin ningún criterio, desestabiliza la labor arbitral.

ESPERAR: Permitir que los jugadores “decidan” el momento para reanudar el juego, después de una infracción a la regla, destruye por completo la personalidad del juez de turno y le impide crecer arbitralmente hablando.
Hasta pronto amigos,

FERNANDO CHAPPELL. ExArbitro FIFA / ExPresidente de la APAF. Super Deporte Radio Ecco – 9am – martes. Paginas Facebook – “Chappell Comenta” y “Leyes de Futbol”. Columnista Periódico “Latina Noticia. ferchappell@hotmail.com

Noticias Relacionadas

GRACIAS

ORTECHO ODIA A TODO SPORT