LOS MOMENTOS PREVIOS AL PERÚ-NUEVA ZELANDA

LOS MOMENTOS PREVIOS AL PERÚ-NUEVA ZELANDA

  • Iván Torres La Torre- Abogado

Los momentos previos a la realización de un partido tan importante como lo es el de Perú y Nueva Zelanda, están llenos de especulaciones, más aún si no existe un historial competitivo entre estos dos países en el fútbol profesional.
Son momentos en los que, al no existir como mínimo la estadística, que genera tanto placer en el hincha al analizarla mil veces, solo existe la especulación; como lo que se lee por estos días en las diferentes centrales de noticias internacionales, que al fin y al cabo, es parte de todo este ritual que es el fútbol, como por ejemplo el arquero de Nueva Zelanda ya dijo que no ha visto jugar a Paolo Guerrero, los brujos y chamanes lanzan sus vaticinios, las temperaturas y los vientos en Nueva Zelanda, si la televisión peruana podrá cubrir las imágenes de dicho partido por problemas de derechos, licencias, exclusividades, si nuestro adversario llega o no al partido con dos bajas importantes, la posible lesión de Paolo Guerrero y demás irrelevancias que en realidad poco juegan para el análisis inteligente.

Quizás, pocos seamos los que estamos pensando como el “Tigre” Gareca, en el problema de fondo de nuestro partido con Nueva Zelanda, que es cómo contrarrestar el planteamiento de juego tan disciplinado de nuestro adversario, cómo sacarlos de ese esquema tan rígido en la medida que la habilidad de nuestro fútbol, cuando genera ese desorden en el adversario, encuentra los espacios para la genialidad de nuestros jugadores. Debemos analizar cómo generar la mayor cantidad de rotación de balón en nuestro poder, pues sólo así desgastaremos al adversario y lo dejaremos sin posibilidad de su juego rápido, de pases largos y sin ese juego sin talento, pero agresivo de Nueva Zelanda.

Creo que nuestra selección tiene todas las posibilidades de generar juego en Nueva Zelanda, es decir, no tener la actitud de un visitante tímido que vaya a replegarse en la cancha, tirando a todo el equipo para atrás, pues esto sería de altísimo riesgo, pues una cosa es tirarse para atrás con Colombia, de similar técnica a la peruana, a quien le podemos aguantar noventa minutos de constante ofensiva y otra cosa es aguantar noventa minutos atrás, con toda una intensidad de juego frontal, recto, por alturas y por las bandas, que aplicará Nueva Zelanda. Ese juego de potencia contra una posible resistencia técnica de nuestra selección nos llevaría a un desagradable resultado. Situación diferente es si desconcertamos al adversario y como dije líneas arriba, le generamos juego, dribbling, esquive con el balón al ras del césped; es ahí donde la genialidad aparece, esa genialidad es la que está estudiando Nueva Zelanda y de extraordinaria fuente directa, les puedo decir que no saben cómo le preocupa al técnico Neo Zelandés. Hasta la próxima semana.

Noticias Relacionadas

AQUÍ RUSIA…