NOS MALTRATARON EN LA BOMBONERA

NOS MALTRATARON EN LA BOMBONERA

POR: DR. JOSÉ LUIS NORIEGA

Estuvimos allí, aplaudidos por el hincha argentino camino a la Bombonera, no olvidan el apoyo peruano a las Malvinas. En los exteriores impecables medidas de seguridad, ellos conocen del fanatismo y la violencia de su afición, y no puede exponer a su selección. Jugar a puerta cerrada o sin hinchas adversarios en normal en argentina.

Ya en el interior de la Bombonera las cosas fueron distintas. No solo tuvimos que subir por angostas escaleras con 500 escalones de por medio plagados de agua con pichi, listos para sacarnos la mugre los más de 3,000 hinchas que subíamos apiñados como sardinas.
Luego de mucho hurgar y superar todos los obstáculos de acceso llegamos a la sima con la lengua afuera. ¡Ahora pues! Buscar sitio adecuado era imposible. Si la escalera fue una lata de sardinas, las tribunas eran unos enjaulantes campos de concentración nazi, sin ánimo peyorativo.
Ya ubicados confirmamos que el encuentro lo veríamos de pie por dos horas, mas tres de espera previa, y que solo un vibrante partido nos haría olvidar tal flagelo. Equipos a la cancha, cantamos luego el himno nacional con lágrimas en los ojos, que fuerte que fue ¡caray! Mayoritario respeto al himno peruano. Los argentinos no lo pifian, no olvidan al único país que se jugó con ellos en las Malvinas, salvo uno que otro joven que por ignorancia generacional lo hizo en forma aislada.

Me abstengo los comentarios al partido, los palos al travesaño, los cruces de bola frente al arco peruano, las espectaculares voladas de Gallese, las efectivas marcas a Messi, etc., pues dejo ese tema para los que saben. Solo agradecer al Santísimo que no ocurriese ninguna eventualidad extraordinaria en la cancha, ya que hubiese sido fatal.

Por mandato FIFA nos dejaron enjaulados hora y media, esperando que la hinchada celeste asilara la zona. Igual al bajar las escaleras repletas de agua con pichi argentina. Fueron tales las medidas de seguridad que ni antes ni después de partido jamás nos cruzamos con el hincha local.
Con la autoridad que me da haber sido la primera autoridad disciplinaria del futbol peruano por mandato FIFA, y que dispuse la clausura de varios colosos deportivos por inseguridad o incitación a la violencia, les puedo asegurar que la Bombonera es para protagonizar encuentros “in house”, pero de ninguna manera en torneos por la clasificación a un Mundial, pues no guarda los mínimos estándares internacionales requeridos, y que si lo permitieron, fue porque el pedido lo hizo una potencia como Argentina, pero al Perú o a cualquier otro país no se hubiese permitido jugar en canchas abiertamente bombas de tiempo. La FPF tiene la palabra.

Noticias Relacionadas

SELECCIÓN: EL RIVAL QUE VENGA

¡GANÓ LA HONESTIDAD!