¿Por qué el Ajax de Holanda es uno de los mejores formadores de menores en el mundo?

¿Por qué el Ajax de Holanda es uno de los mejores formadores de menores en el mundo?

Por: Sebastián Rodrigo Bedoya

Dejando de lado a los clubes más grandes económica e históricamente hablando, hay clubes que no cuentan con el mismo presupuesto pero que, sin embargo, han basado el desarrollo y el crecimiento de la institución invirtiendo en divisiones menores.

Este es el caso del Ajax, que a lo largo de su historia, siempre se ha caracterizado en apostar por jóvenes talentos que se forman en el club y no en jugadores desarrollados y formados en otras instituciones.
Por ejemplo, el FC Barcelona, club que siempre se ha caracterizado en formar futuras promesas pensando en las futuras inclusiones de los mismos en el primero equipo, invierte anualmente un aproximado de diez millones de dólares al año en su centro de formación de futuros talentos llamado “La Masía”, teniendo en cuenta todas las inversiones realizadas en compra de otros jugadores. Para un club tan grande como este, la cifra no es tan elevada poniéndolo en una balanza con los ingresos tanto de patrocinadores, torneos, socios y marca; pero si comparamos proporcionalmente a este con el Ajax de Ámsterdam, está claro que los holandeses están varios escalones más abajo debido al valor de la institución.

En cuanto al club holandés, invierten cuatro millones de dólares al año en sus divisiones menores para lo que significa su principal fuente de ingresos: la venta de jugadores. Pero mi intención no es comparar inversiones ni ingresos entre dichos clubes. Lo que a mí realmente me llamó la atención es cómo el Ajax reparte dicha inversión en cuanto a la contratación del personal. Las personas encargas de este proyecto no necesariamente son entrenadores de fútbol, ni personas con experiencia en este medio, al contrario, gran mayoría de la planilla de entrenadores son personas que nunca han estado relacionadas con el fútbol. Para explicar más a profundidad este tema, es necesario hablar acerca de los objetivos de proyecto que se trazaron años atrás para poder convertirse en lo que son hoy en día. Sin restarle importancia al tema estratégico y táctico que toda institución deportiva necesita, los gerentes deportivos se enfocaron en cada uno de los fundamentos que necesita un futbolista para ser de los mejores. Estos son: correr, saltar, patear, cabecear, gambetear, entre otros. Se enfocaron en los mencionados anteriormente y se plantearon objetivos en torno a desarrollar cada uno de dichos fundamentos a fondo. Es por esto que necesitaban tener especialistas en cada una de estas acciones y creyeron que los más capacitados eran deportistas o ex deportistas destacados en disciplinas como atletismo, básquet, salto alto, salto largo, entre otros; que tenga conocimientos en dichos fundamentos para poder ser enseñados de la mejor manera.

Puede sonar muy raro para todos, pero creo que la mejor manera de llegar al éxito es pensar más allá de lo que está frente a nosotros. No conformarnos con tener personas con talento si no aprovechar al máximo cada herramienta para hacer de los jóvenes, las estrellas del futuro. Seguramente ya existen algunos otros equipos que están adoptando posturas similares para poder sacar el máximo provecho de las cualidades de cada jugador.

Noticias Relacionadas