Se sienten pasos (06 – 06 -2015)

Se sienten pasos (06 – 06 -2015)

0

redactor: Raúl Maraví

Amor por la bicolor



Merecido el homenaje dado a los campeones de la copa América 1975, hecho que se produjo en el Estadio Nacional antes del partido Perú-México, y fue el presidente de la FPF Edwin Oviedo el encargado de entregar las medallas recordatorias a cada uno de ellos.

Este acontecimiento nos llevó en el recuerdo años atrás, donde la afición percibía el compromiso de entrega en la defensa de los colores patrios de cada uno de ellos y esto quedó demostrado con el título logrado como los mejores de sudamericana en esa copa.

Como no recordar la entrega del cholo Hugo Sotil, que brillaba en el Barcelona FC y al llamado de la selección arriesgó su permanencia en el equipo catalán prácticamente escapándose a ocultas para llegar al estadio olímpico de Caracas y jugar el partido ante Colombia al cual se le ganó con gol precisamente del cholo, a su retorno a España después de este sacrificó, al buen Hugo lo podían hechar del club por haber viajado sin autorización, pero cual fue la sorpresa de Sotil que lejos de recibir reprimendas por ese hecho sucedió todo lo contrario, el presidente del Club lo felicitó diciéndole que esa era la actitud de un deportista que quiere a su patria.

Este hecho anecdótico ha quedado registrado como uno de los pasajes más hermosos de entrega incondicional al servicio de la camiseta peruana. Pero este equipo de 1975 tuvo otros jugadores que hicieron similar esfuerzo y sacrificio, como el caso de Percy Rojas y Eleazar Soria, que también tuvieron inconvenientes porque no tenían el permiso del club independiente de Buenos Aires.

Tanto Percy como Eleazar tuvieron que pagar sus propios pasajes para viajar a Lima y jugar por la selección, porque en esos momentos no había dinero para costeo de los mismos, que posteriormente les fue devuelto. Luego del partido retornaron a Buenos Aires para jugar inmediatamente el campeonato local. Estos hechos anecdóticos reflejan el sentimiento y el compromiso de estos hombres por defender los colores patrios que hoy transcurridos 40 años, los recordamos con mucho orgullo.

Quisieramos que la actitud y entrega de estos jugadores se vuelva a repetir en algún momento y que la nueva generación entienda que defender la casaquilla nacional no debe de presentar ningún tipo de condicionamiento, por el contrario debe ser una actitud de compromiso total.

No hay comentarios

Leave a Reply