Se sienten pasos (20 – 06 -2015)

Se sienten pasos (20 – 06 -2015)

0

redactor: Raúl Maraví

Sampaoli apañador



Recientemente se produce un hecho lamentable en la Copa América y es que uno de los jugadores más importantes del seleccionado del mapocho, que además es triunfador en el fútbol italiano como es Arturo Vidal, comete quizas una de las faltas más graves en su carrera de futbolista, hecho que commocionó al fútbol mundial, porque sin lugar a dudas está considerado según la crítica internacional como uno de los mejores en su puesto.

Este accidente automovilístico que pudo costarle la vida a él y a su esposa y quizas daños a terceros, no puede mirarse cómo un hecho simple porqué no solo por la magnitud del choque sino por la trascendencia que significa en el futuro el comportamiento de otros futbolistas que seguramente pensarán que si a Vidal lo perdonaron por esta irresponsabilidad, porqué dudar que a otros no les pasará lo mismo.

Lo cierto es que Arturo Vidal traicionó la confianza de su entrenador, demostrando con ello que no es un buen profesional, por supuesto, que si este jugador no hubiera consumido alcohol, esto sería diferente y atenuaría el castigo, pero ocurre que el incurrió en esta falta gravísima, muchos pensaron en un castigo ejemplar que significaba su exclusión del seleccionado, pero luego de su aparición en la televisión donde aparece pidiendo disculpas y llora ante cámaras, commueve a todos y automaticamente cambia el concepto de aquellos que sancionaban severamente y terminan por perdonarlo.

Aqui a mi juicio el responsable principal es el entrenador Sampaoli que les da permiso a sus jugadores, sabiendo que en el grupo hay algunos indisciplinados entre ellos Vidal, que habían sido separados de la selección por el entrenador Claudio Borghi y que no le tembló la mano cuando tuvo que aplicar los correctivos, y que luego de un tiempo estos mismos jugadores pidieron que les den una nueva oportunidad demostrando arrepentimiento por su actitud, pero Vidal reiteró su falta.

Lo cierto es que si este incidente lo hubiera cometido otro jugador de menor nombradía, nadie hubiera objetado una sanción severa, lo que demuestra a las claras que la verdadera justicia es cuento chino y que solamente el castigo recae para aquellos que no tienen padrinos.

Ah ,me olvidaba contarles que la explicación que dió el entrenador Sampaoli en la TV. tratando de atenuar la falta de Vidal, no convenció a nadie y es que no tuvo argumentos para defender lo indefendible, pero quedó claro que Sampaoli defendió su cargo al no sancionar a su estrella.

No hay comentarios

Leave a Reply