Se sienten pasos (23 – 05 -2015)

Se sienten pasos (23 – 05 -2015)

0

redactor: Raúl Maraví

Alianza debe castigar



Los recientes hechos acontecidos en el partido entre Alianza Lima y Real Garcilaso han demostrado el poco nivel de conducta profesional de nuestros jugadores que han dejado un sabor amargo al buen espectáculo que es el fútbol, el deporte más apasionante del mundo.

Las agresiones verbales y físicas a que se vio sometido el árbitro Ramón Blanco es algo que hoy nos llena de suma preocupación porque si bien es cierto, los jugadores han sido sancionados con fechas de castigo, el que resulta más perjudicado de todo esto es el club Alianza Lima que se debilita potencialmente al no contar con 6 jugadores llamados titulares del equipo y que evidentemente resultan una clara ventaja para los rivales.

La pregunta que nos hacemos es esta: Cuando un jugador que viene a ser un empleado del club no cumple con las obligaciones inherentes a su contrato que lo liga al club y que dentro de esas cláusulas hay derechos y obligaciones que se tiene que cumplir y una de ellas es la responsabilidad que asume el jugador en su conducta aún tratándose en la disputa de un partido como el que nos estamos refiriendo, porque hay que entender que cuando se comete una falta también la empresa, en este caso el club debe aplicar los correctivos correspondientes a sus empleados porque finalmente y reitero que el más perjudicado es el Club.

Estos hechos demuestran que todavía los señores futbolistas, muchos de ellos no entienden lo que es actuar con verdadera responsabilidad profesional en los campos de juego y fuera de ellos. Recientemente Universitario por sugerencia del DT Suárez ha creado un reglamento en el que los jugadores se someten al cumplimiento de dicha norma para crear responsabilidad.

Volviendo al tema de Alianza Lima a la actual administración del Club no le debe temblar la mano para internamente sancionar a quienes han infraccionado y que obviamente constituye un perjuicio económico para el Club.

Sin el ánimo de tratar de justificar la actitud de los jugadores, hay hechos que no podemos dejar de lado como el caso de la administración de la Señora Cuba que tuvo actitudes casi arbitrarias en contra de los jugadores y cuerpo técnico como amenazas que iban desde las rebajas de sueldos hasta el despido.

Todo esto contribuyó a que se desestabilizara anímicamente el equipo que se fue convirtiendo en una suerte de ansiedad por conseguir logros pero que terminó en una frustración que produjo las reacciones vistas el último fin de semana.

No hay comentarios

Leave a Reply