¡LOS MATARON!

¡LOS MATARON!

0

NEGLIGENCIA GENERÓ TRAGEDIA QUE TERMINÓ CON LA VIDA DE 71 PERSONAS

“Está en falla total, falla eléctrica total, sin combustible. Vectores por favor” fueron las últimas palabras de Miguel Quiroga, el piloto del avión que transportaba a Chapecoense, y los dramáticos gritos reflejan que estaban a minutos de estrellarse contra el cerro El Gordo de Antioquia, hecho que pudo impedirse, pues según un allegado a la compañía LAMIA, no se tomaron las medidas necesarias.

Las autoridades pertinentes averiguan las causas del siniestro que dejó 71 muertos, sin embargo, la hipótesis de negligencia se hace más fuerte, pues Gustavo Vargas, representante de la compañía área a cargo del traslado del ‘Chape’, manifestó que el avión debió reabastecer su combustible en Bogotá, pero por decisión del piloto Quiroga dirigieron directamente a Medellin.

“El avión debería reabastecerse en Bogotá. El piloto es el que toma la decisión de no entrar, porque pensó que le alcanzaba el combustible. Tenemos que investigar por qué tomó la determinación de irse en forma directa a Medellín”, enfatizó Vargas.
Sin embargo, existen una serie de errores imperdonables que generan suspicacia, y se demuestra que la muerte de 71 personas pudo evitarse. Pues, según las leyes aeronáuticas una empresa como Lamia solo tenía la facultad de cubrir distancias cortas, es decir, no contaba con los respectivos protocolos de seguridad, además, no tenía un registro obligatorio del Ministerio del Trabajo.

Según las investigaciones del Expertos en Seguridad Aeroportuaria la empresa aérea cometió una grave disposición al cubrir la ruta de Santa Cruz de la Sierra y el aeropuerto José María Córdova de Medellín con casi 2.265 kilómetros de distancia, pues como máximo podían manejar un viaje de 2 horas.

Otro hecho que causa asombro es que, un avión Airbus 320, que inicialmente fue negado por la Autoridad Aeronáutica Brasileña para el plantel de Chapecoense, tuvo prioridad en aterrizaje en Colombia por presentar problemas de fuga de combustible.