Alianza tiene su fútbol femenino

ENTREVISTA

SISY QUIROZ

  • Sisy Quiroz, la Jefa de Equipo, asegura que hubo un gran trabajo detrás del video compartido por sus redes sociales. 
  • “Se espera que para agosto haya una comunicación oficial del torneo femenino”. 
  • El deporte es un generador de cambios para normalizar el desarrollo de la mujer en distintos ámbitos. 
  • “Esperamos tener televisión para el fútbol femenino porque con ello todo cambia”, aseguró. 

     

    Escribe:  

    GABRIEL ÁNGELES 

     

    ¿Cuáles son tus funciones principales como jefa del fútbol femenino de Alianza Lima? 

    La gestión deportiva de todo el equipo femenino, lo que está relacionado a toda la supervisión del comando técnico, trabajar y desarrollar el plan estratégico y ejecutar el plan operativo. 

    ¿Cómo llegaste a Alianza? 

    Llegué en marzo de este año, una semana antes de la pandemia. Conversé con algunos miembros del directorio hace un tiempo y tuve algunos conocidos en la Federación Peruana de Fútbol donde trabajé en el mismo cargo. Ellos vieron mi trabajo y la pasión en cada proyecto y lo quisieron replicar para Alianza Lima. 

    ¿De qué manera se contribuye a la evolución del fútbol femenino en el largo plazo? 

    Creamos un plan estratégico de cuatro años. Buscamos mejorar nuestro valor comercial como producto. Trabajar desde las bases para una línea de desarrollo de alto rendimiento y repotenciar la estructura del primer equipo. Tenemos una gran responsabilidad de mejorar las capacidades técnicas, físicas y tácticas de las jugadoras que luego repercuten en la selección nacional. Buscamos buenos indicadores, medir su rendimiento, que nos permitirá ver nuestra evolución en el tiempo. 

    ¿Cómo va según tú este proyecto? 

    Nuestro objetivo real es ser auto sostenible y lo lograremos con jugadoras de alta calidad, exportables al extranjero. Queremos ser líderes no solo en Perú sino en Sudamérica y que nos reconozcan como formadores de talentos. Parte de ello fue el lanzamiento de las redes sociales que eleva nuestro valor comercial. Ahora tenemos que demostrar este talento en el campo y el conocimiento del deporte. No es de la noche a la mañana, pero tenemos victorias que incentivan a mejorar. 

    ¿Están entrenando actualmente? 

    Entrenamos a través del Zoom, cinco días a la semana y nos enfocamos en no perder las capacidades físicas y mantener el rendimiento. La situación es complicada, hay mucha incertidumbre, dado que no tenemos una comunicación oficial de que cuando empezará el torneo, pero estamos expectantes que sería en agosto. 

    ¿Cuánto tiempo llevas trabajando en el fútbol femenino? 

    Jugué fútbol hace 12 años, fui seleccionada nacional de fútbol y Futsal. He creado hace 5 años un emprendimiento que se llama Ligas Femeninas de Fútbol 7, el circuito más grande del Perú con más de 5 mil futbolistas jugando de manera anual. También formé parte de la división femenina de la Federación. He estado metida en la gestión deportiva bastante tiempo. 

    ¿También ayudas a promover otros valores sociales? 

    Si el Perú entiende que las mujeres podemos jugar fútbol, entenderá que somos capaces de todo. Podemos entrar a la mente de toda la sociedad, solo necesitamos oportunidades para desarrollarlo. Esto nos ayudará a normalizar el desarrollo de la mujer en distintos ámbitos, que a la gente no le sorprenda que una mujer juegue fútbol y que alaben sus capacidades. El fútbol femenino tiene sus características que lo hacen más interesante. Que esto inspire a niñas que cuando le digan a su papá que quieren jugar fútbol, ellos las apoyen. 

    ¿Cómo se decidió este relanzamiento en las redes sociales? 

    Implementamos un departamento de márketing que fue empático con esta realidad. Ha sido un gran trabajo en equipo. Este video representa el espíritu de coraje, de pasión, fuerza, de querer tener protagonismo. Tuvimos gratas sorpresas del impacto que generó el video en la prensa, que haya escalado hasta FIFA, con reconocimientos de jugadores y de jugadoras de nivel internacional como Hope Solo.  

    ¿Ayudó en algo que la gente esté más pendiente de las redes sociales en esta pandemia? 

    Hubiera sido mejor si el fútbol femenino se estaría jugando. Creo que esta coyuntura no nos acompaña al juego que es importante para la visibilidad. Esperamos este año tener televisión para el fútbol femenino. 

    ¿Qué opinas de lo que has visto hasta ahora en los entrenamientos? 

    Las chicas están súper motivadas. Este video las incentivó a comprometerse con su desarrollo.  Tienen que cuidarse mucho, porque ahora que la actividad física es limitada, hay que tener muchísima disciplina con la alimentación y los entrenamientos.  

    ¿Qué se viene ahora para el fútbol femenino? 

    Hace una semana salió que FIFA nos dio un fondo de 500 mil dólares para el fútbol femenino. Fue una luz para que el torneo se juegue este año. Hubo un adelanto de Agustín Lozano que los últimos meses del año se podría jugar. Ya varios países de Sudamérica han lanzado sus ligas utilizando estos fondos. 

    ¿Algún otro valor social fue representado por las chicas? 

    En Alianza Lima nos importa mucho la niñez. Trabajamos muy de cerca con el Ministerio de la Mujer, buscamos erradicar la violencia hacia ella. Esto se trabaja dándoles herramientas de liderazgo desde niñas y que tengan un futuro distinto y haya una reducción del embarazo infantil que a veces repercute en su desarrollo. Estamos muy alineados como institución. 

    ¿Cuánto falta para imitar a otros países en fútbol femenino? 

    Ya damos los primeros pasos. La Federación a inicios de año hizo un torneo distinto y había mucha expectativa, iba a ser descentralizado, televisado a nivel nacional. Con la televisión todo cambia: los clubes generarán más ingresos a través de auspicios. Acá ya no hay vuelta atrás, el fútbol femenino no va a retroceder. FIFA lo tiene muy claro y ahora toca ver quién realmente aprovecha la oportunidad. O bien nos subimos a esta ola y aprovechamos la oportunidad o la dejamos pasar y vemos como otros tienen éxito. El fútbol femenino llegó para quedarse en el país y siempre va a seguir dando que hablar.