Barcelona en caída libre

Perdieron 2-1 ante Cádiz, bajando al séptimo puesto y a 6 puntos de zona de clasificación a la Champions.

Por todos los problemas ocurridos meses antes, se podía prever que esta sería una mala temporada del Barcelona, pero ni el mas pesimista hincha culé se imaginaría que en solo 11 fechas el equipo ya iría séptimo y a 6 puntos de zona de Champions y ni que decir del primer lugar, pues están a 12 puntos y ganar la Liga Española ya empieza a ser una utopía, pues ayer volvieron a dar una pobre imagen y perdieron 2-1 en su visita al Cádiz, sumando su cuarta derrota en el torneo. 

Apenas a los 8′ llegó el primer baldazo de agua fría cuando el juvenil Óscar Mingueza se cometió un insólito autogol al cabecear sin marca contra su portería en un intento de despeje. Pese a descansar entre semana, Messi no tuvo un buen partido, pues no encontró a sus compañeros, sin embargo, igual generó el empate en una jugada en la que se sacó a dos defensa y tocó para Jordi Alba, cuyo centro se desvió en Alcalá, descolocando al portero.  

La alegría no duraría mucho, pues a los 63’ Lenglet tocó muy suave para Ter Stegen, que ante la presión quiso reventarla, pero fue trabado por el recién ingresado Álvaro Negredo, De Jong intentó bloquear el remate barriéndose, pero el experimentado delantero se lo sacó con un movimiento del cuerpo y a arco vacío marcó el gol del triunfo para el Cádiz. Un blooper que refleja el pésimo momento catalán.