¿Cómo rellenar un saco de boxeo?

bolsa de boxeo
saco de boxeo

Mientras que algunas personas asisten a gimnasios y centros de entrenamiento con el fin de practicar boxeo, muchos eligen la comodidad del hogar para hacer sus rutinas diarias y así mantener el cuerpo ejercitado, sobre todo para mantenerlo en forma.

La práctica del boxeo no profesional, como método para mantenerse en buena forma física está de moda. Es una actividad de fitness, aeróbica, y como tal, tiene beneficios para la salud.

Sin embargo para llevar a cabo este fantástico deporte tienes que saber muchas cosas, entre ellas se debe saber cómo rellenar los sacos de boxeo. En este artículo te enseñaremos eso y más.

A lo largo de este informe vamos a intentar explicar cómo rellenar un saco de boxeo correctamente, fácil y rápido, puedes elegir entre las siguientes opciones para rellenar tu saco de boxeo y comenzar a practicar desde la comodidad de tu casa.

Tipos de relleno según la elección del deportista

Una vez que has elegido tu saco de boxeo, y que has identificado si deseas que esté duro o suave, hay que rellenarlo. Y para rellenar un saco de boxeo y que quede suave y sin protuberancias es preciso optar por materiales como telas, gomaespuma, algodón, agua o bolitas de gel.

Practicar con un relleno suave, puede ser mucho mejor para tus articulaciones, que golpear a un saco duro. Además de que la sensación de golpear contra un relleno suave, es similar al contacto con un cuerpo real.

Cabe mencionar que los boxeadores de alto rendimiento entrenan mayormente con sacos de rellenos más suaves (en entrenamientos de mantenimiento) como sacos con rellenos de tela, o con núcleo de agua, son los más populares utilizando sacos duros para entrenar potencia.

¿Rellenar con tela o ropa vieja?

Para rellenar tu saco de boxeo con tela vieja, puedes cortar toda la tela en pedazos o comprar retazos de tela. Es recomendable poner en el fondo del saco una bolsa de arena y encima ir poniendo las telas bien comprimidas.

Puedes optar también por poner en el centro un tubo de PVC con un relleno pesado, como arena, arroz, aserrín o un núcleo de agua (en otro tipo de contenedor), e ir rellenando alrededor con telas y/o gomaespuma.

El relleno de la parte superior es a elección del deportista. Unos prefieren que el saco tenga menos densidad (sea más blando) en la parte superior y en cambio otros deportistas prefieren todo lo contrario y para ello ponen en la parte superior del saco de boxeo una bolsa rellena con arena, para darle peso encima de la tela y generar mayor soporte.

Regularmente los sacos de boxeo profesional tienen un cierre en la parte superior, ahí es por donde puedes colocar la bolsa de arena al final. La clave está en que comprimas bien la tela, para que el saco no pierda su forma durante tu entrenamiento.

¿Cómo rellenar un saco de boxeo para obtener máxima dureza?

Si lo que deseas es rellenar un saco de boxeo y que quede duro, puedes optar por materiales como arena o serrín. Debes tener en cuenta que estos materiales de relleno producirán retro impacto muy fuerte en tus articulaciones. Si eres principiante no es recomendable. Aun siendo experto se requiere el uso de un buen vendaje bajo los guantes para no sufrir lesiones.

¿Relleno de saco duro o suave?

Optar por un saco duro o suave depende de lo que quieras entrenar con éste. Por ejemplo, un saco duro te dará mayor fuerza en las articulaciones, y creará mayor resistencia en tu puños y huesos implicados.

Solo hay que tener cuidado de las articulaciones de las manos y/o huesos, pueden dañarse si no hay calentamiento previo y/o vendajes o guantes de protección adecuados.

En cambio si eliges un saco con relleno suave, podrás practicar tu agilidad en movimientos, ya que el costal se mueve más. Así que es una buena opción para practicar la rapidez de tus reflejos.

Y si tú no deseas hacer el relleno o no tienes tiempo, puedes buscar los rellenos que ofrecen algunas marcas para artes marciales.

Para finalizar, adquirir un buen saco te ayudará a desarrollarte en el arte marcial que practiques, porque como dicen, la práctica hace al maestro. Y con tu propio saco de boxeo podrás practicar los movimientos que has aprendido cuando tú quieras.