La mítica y añeja Copa Libertadores

0
288
Copa Libertadores
Copa Libertadores

La mítica Copa Libertadores de América, hoy integrante del olimpo de los más importantes trofeos mundiales como la Copa FIFA, Copa América, Copa Davis y Copa Champions (UEFA Champions League), volvió a Lima cuna de su nacimiento hace 60 años.

Escribe: CARLOS ENCISO
Especial para Todo Sport

 

La historia señala que fue hecha en el Perú por la prestigiosa Platería Camusso en 1959

Solo la había visitado una vez en la final de la Copa Libertadores de 1971, cuando en el Estadio Nacional en partido final definitorio, Nacional de Montevideo venció por 2-0 a Estudiantes de La Plata y el capitán Luis “Peta” Ubiña la recibió de manos del Dr. Teófilo Salinas, Presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol.
Ahora volvió rodeado de las máximas medidas de seguridad para ser disputada por los linajudos finalistas clubes River Plate de Argentina y Flamengo de Brasil el próximo sábado 23 de noviembre en el Estadio Monumental.

ESTO DICE LA HISTORIA

Su retorno sucede a la ciudad donde nació en 1959 en la prestigiosa Platería Camusso. Pasando por la Avda. Colonial ya no vemos la fachada plomiza de dos pisos en la cuadra 6 con el nombre visible de Camusso en la parte alta. Allí quedaba la planta histórica de la famosa Platería Camusso, allí donde nació la ya mítica Copa Libertadores de América …hacen 60 años. Ahora están en Surco.

Por ese entonces, el doctor Teófilo Salinas Fuller era tesorero de la Confederación Sudamericana de Fútbol.

Allí, un peruano histórico, Presidente de la CONMEBOL durante 20 años desde 1966, el Dr. Teófilo Salinas Fuller conocedor de la prestigiosa marca Camusso visitó a Carlo Mario Camusso y Alberto de Gásperi en el verano de 1959 para encargar la obra artística que tenía que ser la Copa Libertadores, sin imaginar la trascendencia mundial que cobraría.
Todo comenzó en el Congreso de la Confederación Sudamericana de Fútbol realizada en Caracas el 30 de julio, bajo la presidencia del uruguayo Fermín Sorhueta y contando con el Dr. Teófilo Salinas Fuller como tesorero en su directorio. La agenda priorizaba la creación del premio para el campeón de la naciente Copa de Campeones Libertadores. El dirigente peruano conocedor de los trabajos de platería fina de la empresa de Carlo Mario Camusso en Lima, recomendó su elección siendo finalmente comisionado para encargarse de la Copa.

EL ARTE DE CAMUSSO
Aquí en Lima conocimos la historia del nacimiento del trofeo máximo de clubes de nuestro continente. Copa que está en la disputa cumbre de la edición del 2019 con los semifinalistas River Plate, Boca Juniors, Gremio y Flamengo. Copa Libertadores que fue disputada en la anterior final “sui generis” en Madrid y ganada por River Plate.
Dada la trascendencia mundial de que la Copa fue hecha aquí en Lima, entrevistamos para el Libro “Historia de la Copa Libertadores” de la CONMEBOL a Carlo Tonani Camusso, Gerente General y sucesor de la dinastía iniciada por el fundador Carlo Mario Camusso, quien en 1933 dejó su natal Italia, para emigrar rumbo al Perú y crear aquí un pequeño taller dedicado a la fabricación de artículos de orfebrería de plata, combinando para sus diseños la rica tradición platera peruana y el estilo refinado de la orfebrería italiana.

TRES GENERACIONES
Desde su fundación, tres generaciones de la familia Camusso han dirigido el desarrollo de la empresa siempre con un claro objetivo como señala Carlo Tonani Camusso, nieto del fundador, “transformar la plata en arte”. Bajo este concepto Camusso ha logrado desde el siglo pasado el sinónimo de exclusividad y garantía, otorgándole a su sello y marca, prestigio y reconocimiento como empresa de renombre internacional.
La Copa Libertadores de América es su mejor presentación mundial indudablemente y Carlo Tonani recuerda la historia trasmitida por su abuelo fundador quien junto con el Ing. Alberto de Gásperi compatriota suyo hicieron feliz realidad de la obra solicitada por el Dr.- Teófilo Salinas para la CONMEBOL.

El primero en levantarla fue Peñarol de Montevideo, el primer campeón en 1960

VARIAS PIEZAS DE PLATA

“La Copa según diseño original –recordó- fue construída en varias piezas de plata 925, buscando imitar la figura redonda de un balón formado de dos piezas y cuya intersección está cubierto por un listón que en principio albergaría los nombre de los clubes campeones, pero al ver que la proporción insuficiente no daba para lograr el objetivo se decidió grabar “Copa Libertadores”. El proceso de producción de Camusso combinó una serie de etapas diseñadas para darle su singular fineza. Asi, desde la fundición, pasando por el estampado y el cincelado, etapa en la que se plasmó de manera particular el trabajo manual único de nuestros plateros, hasta el baño galvánico y el pulido. Camusso sometió en cada fase productiva a un riguroso control de calidad supervisado por el propio Carlo Mario Camusso asegurando la perfección y belleza de la Copa Libertadores, alcanzando esa personalidad propia de nuestros productos”.

LITO DIO LA IDEA

Importante personaje en esta historia iniciada hace 60 años, fue el ingeniero italiano Alberto de Gásperi, vicepresidente del Directorio liderado por Carlo Mario Camusso desde la década del 40. “El doctor Teófilo Salinas nos dió una idea, hicimos un dibujo…lo rechazó, hicimos otro y ese le gustó. Lo que más tardó fue su aprobación. Cuando no le gustaba había que volverla a pensar. Como decimos en la jerga de la platería, tenía que “pegar el ojo”. Cuando el Dr. Salinas vio el resultado final quedó encantado y entonces procedimos a trabajar la Copa”. Ampliando recuerdos del trabajo, señaló que el jugadorcito que está en la cúspide de la Copa pateando una pelota, se copió de una copa que vendían en las tiendas para campeonatos en los colegios.

Esta historia, es la parte peruana de la Copa Libertadores de América, que pesa 10.5 kilos de plata 925 y cuyo pedestal de madera de cedro libanés sigue creciendo por los nombres e insignias de cada nuevo Campeón. El primero fue el Club Atlético Peñarol en 1960. El próximo 23 de noviembre se sumará el del vencedor River Plate o Flamengo