Sigue la novela

Lionel Messi y su padre tendrían otra reunión mañana con Bartomeu. 

Tras llegar a Barcelona para definir el futuro de su hijo, Jorge Messi se reunió ayer en la casa de Lionel en Castelldefels, donde estuvo poco más de una hora para conversar sobre su situación. El futbolista se encontraba junto a su gran amigo Luis Suárez, cuando recibió la visita de su padre. 

Si bien tras su llegada, Jorge aseguró que era muy difícil que el astro argentino continúe en Barcelona, el primer encuentro cara a cara con el presidente del club, Josep María Bartomeu, hizo crecer la posibilidad de que se quede un año más en el cuadro culé, en lo que termina su contrato y también de Bartomeu. Con ello, se despediría con honores y posiblemente a estadio lleno. 

El encuentro de mañana podría ser definitorio. Recordemos que Bartomeu ha expresado su deseo de respetar el contrato de Messi e incluso ampliarlo hasta 2022, además de que ningún equipo es capaz de abonar los 700 millones de euros de su cláusula de salida. 

Además del interés de Manchester City, su aún compañero Antoine Griezmann manifestó que desea que se quede en el equipo. Además, su ex-compañero Iván Rakitic, que ya está en el Sevilla hizo un guiño manifestando que por qué no podría tener un lugar en el cuadro andaluz.